La ciudad
Martes 09 de Agosto de 2016

El municipio excluyó de la norma a un local de Dar

El súper de Rondeau y Washington, de la cadena rosarina Dar, no fue incluido por la Municipalidad en la prohibiciones que establece la ley de descanso dominical.

El súper de Rondeau y Washington, de la cadena rosarina Dar, no fue incluido por la Municipalidad en la prohibiciones que establece la ley de descanso dominical. La información surgió ayer tras la denuncia realizada por el gremio mercantil a raíz de que ese local abrió sus puertas anteayer.

Según los registros del Ministerio de Trabajo provincial, que tiene poder de inspección de la normativa provincial, las habilitaciones que le giró el municipio rosarino para constatar su acatamiento contempla a 11 razones sociales distribuidas en 41 sucursales, que no incluye el súper de Washington y Rondeau.

En un comunicado de prensa, el Ejecutivo municipal informó que la boca de expendio en cuestión funciona bajo una razón social distinta al resto de los supermercados Dar, y por ello "no le cabe la prohibición de abrir los domingos".

El local inscripto bajo la denominación BL Company SRL inicio sus actividades el 10 de junio del año pasado. Según el municipio, la firma cuenta con una superficie menor a los 1.200 metros cuadrados (por arriba de esa cifra se incluiría dentro de la ley de grandes superficies comerciales), y por ello desde lo estrictamente técnico "no incumple ninguna normativa", insiste el parte de prensa.

En ese escueto texto también se incorporan declaraciones de la titular de la Agencia Municipal de Inversiones y Proyectos Estratégicos, Eleonora Scagliotti, quien no estuvo ayer accesible a la requisitoria periodística. "Como municipio no tenemos la potestad para arbitrar sobre la ley de grandes superficies comerciales, que es una normativa provincial. Sólo nos compete la facultad de habilitar los comercios, y en ese punto el local de Washington y Rondeau cumple con la ley", sostuvo la funcionaria.

Según indicaron desde el Palacio de los Leones, en el transcurso de esta semana los funcionarios citarán a autoridades provinciales y del supermercado "para evaluar el caso y encontrar una salida al conflicto".

Una tomada de pelo. El gremio de los mercantiles se puso en pie de guerra con la firma de la familia Rosental: "No nos tomen el pelo. La gerenta que firma los recibos de sueldos de los compañeros del Dar es la misma que esta empresa que figura allí", sostuvo el delegado Walter Pereyra.

Con varios patrulleros en su puerta y su fachada ploteada con los colores y la marca de la cadena de capitales rosarinos, el local de Alberdi rompió la tregua contra la normativa y desafió sus alcances. Abrió sus puertas el domingo pasado, lo que motivó una espontánea movilización de la Asociación Empleados de Comercio frente al estacionamiento del supermercado.

"Existe una interpretación errónea. Los carteles y el personal son de la cadena Dar. La que firma los recibos de sueldo para BL es la misma apoderada que firma los recibos de los empleados del Dar. El gerente que llamó a la policía el domingo es el mismo de la cadena Dar. Ponemos énfasis porque tenemos fundamento. Hay empleados con mucha antigüedad que pertenecen a esta cadena. No es capricho. Acá no se acató la ley", enfatizó Pereyra.

En relación al cambio de nombre, el gremialista recordó que el grupo de capitales rosarinos compró a los ex súper Boerio, "pero habilita con otra razón social porque excede los límites de grandes superficies".

Pereyra afirmó contar con documentación "fehaciente" para insistir con su planteo. "La Municipalidad debería evaluar en qué condiciones otorgan los permisos. Esto puede ser una puerta por donde se puede colar el resto", advirtió el dirigente del sindicato mercantil.

Comentarios