La ciudad
Domingo 15 de Mayo de 2016

El municipio creó una fórmula para ajustar contratos con proveedores y contratistas por la inflación

Ante el vacío estadístico del Indec, el Ejecutivo utilizará indicadores alternativos como el que emite el gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

El municipio creó una fórmula para poder ajustar los contratos con proveedores y contratistas de la Intendencia al ritmo de la inflación. Ante el vacío estadístico del Indec, el Ejecutivo local utilizará indicadores alternativos, entre ellos el nivel general de precios que mide mensualmente el gobierno porteño. El impacto de esta decisión administrativa podría ser elevado: en abril, la gestión del PRO en Buenos Aires estimó que el aumento del costo de vida fue de 6,5 por ciento, la más alta de los últimos 14 años.

   La disposición se plasmó en un decreto firmado días atrás por la intendenta Mónica Fein y su secretario de Hacienda y Economía, Santiago Asegurado.

   De esta forma, la Municipalidad subsana una dificultad administrativa revelada por La Capital a fines de febrero. En aquella oportunidad, este diario dio cuenta de la primera presentación de una empresa proveedora que había solicitado que se elabore una fórmula para ajustar los valores.

   Fue la firma que suministra el catering para los pacientes internados en los hospitales de la ciudad. La empresa tiene un contrato por unos tres millones 200 mil pesos mensuales y reparte unas 780 raciones de comida diarias, que incluye desayuno, almuerzo, merienda y cena.

   En los considerandos del decreto de Fein se menciona que en realidad varias dependencias municipales recibieron pedidos de concesionarios y proveedores para ajustar contratos.

   Un reconocimiento de cómo se aceleró la inflación y el impacto del vacío estadístico nacional desde que la gestión de Cambiemos llegó a la Casa Rosada.

Las secretarías de Hacienda, Obras Públicas, Salud Pública, la Dirección de Higiene Urbana, la Dirección de Alumbrado Público y la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, fueron consultadas sobre la posibilidad de utilizar índices alternativos a los del Indec ante la suspensión de la publicación de esos datos, para permitir la redeterminación de precios prevista en las licitaciones.

   "Dado el contexto inflacionario actual, resulta urgente tomar una definición en términos de la continuidad de tales redeterminaciones de precios, a los fines de mantener la ecuación económica financiera de los contratos celebrados, y garantizar la continuidad tanto de la prestación de los servicios como del avance de las obras", señala el decreto.

   En ese marco, el Ejecutivo dispuso un procedimiento "transitorio" hasta que se normalice el Indec. La redeterminación de precios la deberá solicitar el contratista del Estado municipal.

   Para el ajuste de valores se tomará en cuenta, desde noviembre de 2015 ,el Indice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires (IPCBA), su nivel general. Ese indicador en abril arrojó una variación mensual de 6,5 por ciento, según informó días atrás la oficina de estadísticas dela gestión de Horacio Rodríguez Larreta.

   La inflación medida por el gobierno porteño cerró el primer cuatrimestre con una suba de 19,2 por ciento. Y la variación interanual se ubicó en 40,5 por ciento.

   Esos valores podrán ser tomados en cuenta ahora por las empresas concesionarias del municipio para ajustar los montos que les abona mensualmente Fein.


Comentarios