El Mundo
Miércoles 14 de Junio de 2017

Venezuela: la fiscal general, en guerra con el gobierno

Ortega Díaz presentó una demanda contra los jueces del Tribunal Supremo por "conspiración contra el orden republicano"

La fiscal general de Venezuela sigue profundizando su distanciamiento del gobierno chavista. A una demanda de nulidad contra 33 jueces del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que había presentado el lunes, ayer agregó el pedido de que se les retire protección legal a ocho jueces de esa Corte, para poder procesarlos por el delito de conspiración contra el orden republicano.

Luisa Ortega Díaz solicitó un "antejuicio de mérito" contra los seis miembros principales y dos suplentes de la Sala Constitucional del TSJ para enjuiciarlos por "conspiración contra la forma republicana" de Venezuela.Desde la apresurada reforma del TSJ en diciembre de 2015, luego dela derrota aplastante del chavismo en las elecciones parlamentarias de ese mes, en el último un año y medio la reformada Sala Constitucional ha firamdo más de medio centenar de sentencias contra la Asamblea Nacional opositora y se ha convertido en el principal bastión del gobierno en su enfrentamiento con el Legislativo. La Corte también ha dado su visto bueno a la cuestionada reforma de la Constitución que impulsa el presidente Nicolás Maduro.

La fiscal general alegó que las sentencias de marzo pasado de la Sala Constitucional, en las asumió las competencias del Congreso y eliminó la inmunidad de los parlamentarios, fueron de tal gravedad que representaron una "ruptura del orden constitucional". "Lo que se está buscando es desmantelar el Estado", agregó la fiscal. Fueron aquellos dos fallos, luego revertidos por la enorme presión pública, los que desataron la ola de protestas que se mantiene aún hoy y ha dejado al menos 67 muertos, más de 1.300 heridos y cientos de detenidos, en la peor ola represiva desatada por el chavismo en sus 18 años de poder.

Para la fiscal general, "se conspira contra la forma republicana de la nación generando daños irreparables a través de sentencias". El lunes, Ortega Díaz había solicitado ante la Sala Constitucional la anulación del acto de la Asamblea Nacional que nombró a 13 magistrados principales y 20 suplentes del Supremo en 2015. Para la fiscal, se niega el Estado de Derecho, "por ello me vi impelida a solicitar este antejuicio de mérito. Hoy no me gusta la Asamblea y la elimino, no me gusta el Ministerio Público y lo elimino, necesitamos seguridad", graficó. Ortega Díaz también cuestionó el fallo del Supremo a favor de la Constituyente que impulsa el chavismo, y sostuvo que atenta contra la soberanía del pueblo, al no convocar a referendo para avalar o rechazar la asamblea, tal como manda la propia Constitución.

"Corre peligro la paz y la ciudadanía. Sería la muerte del derecho si nosotros permitimos que estos magistrados sigan en esta sala", indicó la fiscal al anunciar que pidió la separación temporal de los ocho jueces mientras se resuelve su petición. La reacción del régimen a la nueva denuncia de Ortega Díaz no tardó. El vicepresidente Tareck El Assami llamó "indigna" a la fiscal general y el diputado Pedro Carreño solicitó una junta médica para la fiscal. "A todas luces se nota que la señora no está en sus cabales", dijo Carreño, conocido por su violencia verbal contra todos los que critican al régimen.

firme. La fiscal general pide destituir a jueces del Supremo.

Comentarios