Venezuela
Jueves 03 de Agosto de 2017

Venezuela: para la empresa a cargo de la votación, los datos oficiales son falsos

Smartmatic, proveedora de las máquinas electorales, dice que el gobierno sumó un millón de votos inexistentes para llegar a ocho millones.

Un verdadero escándalo estalló en Venezuela con el proceso electoral de constituyentes del pasado domingo, en el que el oficialismo afirma haber obtenido más de 8 millones de votos. La empresa responsable del sistema de voto electrónico usado en Venezuela aseguró que es imposible que se alcanzara esa cifra, y que su conteo da "al menos" un millón de votos menos. A su vez, la agencia de noticias Reuters afirma que datos propios del gobierno de las 17.30 del domingo indican que a esa avanzada hora sólo se habían registrado 3,7 millones de votos. De esta forma, las sospechas ya existentes sobre un proceso cuestionado y organizado en pocos días sin contralores y con un número sustancialmente menor de mesas electorales que el habitual, se volvieron ayer certezas. La Unión Europea exigió suspender la instalación de la Asamblea Constituyente elegida el domingo (ver página 28). Pero el chavismo afirmó que seguirá adelante y hoy instalará la asamblea, a la que ha otorgado poderes extraordinarios.

La denuncia

La empresa que proporciona desde 2004 la plataforma digital utilizada por el Estado venezolano para realizar sus elecciones, descalificó ayer los datos proporcionados por el gobierno sobre las elecciones de constituyentes del domingo último. "En las pasadas elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente hubo manipulación del dato de participación", aseguró Smartmatic. El gobierno dijo el domingo a la noche que la elección tuvo un 41,53 por ciento de participación, con algo más de 8 millones de votantes. Smartmatic estimó que "la diferencia entre la cantidad anunciada y la que arroja el sistema es de al menos un millón de electores". En una conferencia de prensa en Londres, el director ejecutivo de la compañía, Antonio Mugica, aclaró que no podían precisar el número exacto. "Una auditoría permitiría conocer la cantidad exacta de participación", aseguró. La firma evacuó ayer a sus empleados de su sede en Caracas,que aparecía cerrada. Luego se supo que 20 gerentes dejaron el país. Al parecer fueron expulsados. Smartmatic es una multinacional de origen venezolano, y proporcionó la plataforma tecnológica de votación y servicios para las elecciones en Venezuela desde 2004, incluyendo la del domingo para la cuestionada Asamblea Constituyente. Sin embargo, en esta última votación no hubo presencia de auditores de la oposición, fundamentales como testigos del proceso, explicó la firma, que tenía entre sus responsabilidades la llamada "totalización" de los votos. Antes de esta descalificación, ya había enormes dudas sobre los números proporcionados por el gobierno la medianoche del domingo. Países como España, Argentina, Brasil, Colombia, Italia y México, entre otros, no habían reconocido esas irregulares elecciones.

Eugenio Martínez, periodista especializado en procesos electorales, afirmó que la oposición debe solicitar una auditoría, como señaló Smartmatic. Martínez indicó que para determinar la participación real se deben llevar a cabo dos procesos: una auditoría del "reporte de totalización", a comparar con las actas de las mesas, y una auditoría "de duplicidad de huellas". Martínez explicó que "a esa diferencia de un millón de votos entre lo totalizado y la cifra leída (por Tibisay Lucena, titular del organismo de control electoral CNE) se agregan otros factores, como el voto doble, múltiple u otras irregularidades".

El "voto múltiple" ya había sido denunciado por la sospechosa falta de controles que impuso el CNE, a la vez que se sabía que no habría veedores de la oposición ni internacionales. Ayer, el ex rector del CNE Vicente Díaz, afirmó que haber permitido votar en cualquier centro posibilitó el "voto múltiple". Este hecho "contaminó los cuadernos electorales" al suprimir el control físico de un elector, siendo esta la única garantía de que el mismo vote en un solo lugar. Agregó que se violaron casi todos los controles que se venían aplicando en elecciones anteriores. Díaz explicó que las "postulaciones express" son otra irregularidad, ya que se realizaron con "unas firmas que nadie sabe dónde se recogieron".

Informe de Reuters

Por si fuera poco, la agencia de noticias Reuters afirmó que había tenido acceso a reportes internos del CNE del domingo y que estos estaban abismalmente alejados de la cifra de 8 millones provista por las autoridades esa noche. Sólo 3,7 millones de personas habían votado hasta las 17.30 del domingo, según datos del Consejo Nacional Electoral (CNE) revisados por Reuters. Los documentos del CNE vistos por Reuters, que dividen los datos entre los 14.515 centros de votación de Venezuela, muestran que 3.720.465 personas votaron hasta las 17.30 hora local.

La oposición declaró que Lucena y el resto de autoridades que habían dado las cifras falsas habían incurrido en delitos. Lucena y todos los rectores del CNE, salvo uno, obedecen al chavismo, pese a que según la Constitución vigente ese organismo es un "poder", con el mismo rango que el Ejecutivo o el Legislativo. El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, solicitará a Smartmatic "una auditoría del fraude" en la elección constituyente del domingo, y anunció que creó una comisión investigadora. La Asamblea Nacional (Parlamento) decidió también pedir a la Fiscalía General una investigación penal, para establecer las responsabilidades de la presidenta del CNE y de todas las autoridades implicadas.

Respuesta oficial

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, rechazó las denuncias y las enmarcó en una presunta campaña de ataques al "poder electoral". Lucena leyó un comunicado en el que lamentó que la empresa Smartmatic denunciara que los comicios fueron manipulados mediante la exageración de la participación "en al menos un millón de votos". "Es una aseveración irresponsable con base a una estimación sin fundamento en la data que maneja exclusivamente el poder electoral, pero, más grave aún, la empresa Smartmatic participó en todas las auditorías", aseguró Lucena. "Estas auditorías incluyen la certificación del software de la máquina y del sistema de totalización que ahora se pone en duda, es decir, cualquier manipulación que señala (el fundador de Smartmatic, Antonio) Mugica supone desconocer que Smartmatic es parte de la seguridad del sistema", advirtió.

Elegida entre protestas que dejaron 16 muertos y rechazada por el 72 por ciento de los venezolanos según un sondeo de Datanálisis, la constituyente sesionará desde hoy en el Palacio Legislativo, en cuyo hemiciclo debate el Parlamento, lo que hace temer enfrentamientos. Desde que los opositores tomaron el control del Congreso en enero de 2016, militantes y hombres armados del chavismo han irrumpido violentamente dos veces. "Llegaremos mañana con los retratos del Libertador Simón Bolívar y el comandante Chávez al Palacio Legislativo, de donde nunca más saldrán", amenazó la ex canciller y ahora asambleísta Delcy Rodríguez. La esposa de Maduro, Cilia Flores, también constituyente, anunció que una marcha acompañará la toma de posesión. "Llegaremos con el pueblo y diremos: aquí está el pueblo de Chávez que no se rinde".

Comentarios