El Mundo
Jueves 13 de Abril de 2017

u$s13 millones para gastos particulares de Lula

El empresario condenado Marcelo Odebrecht confesó a la Justicia que la empresa constructora Odebrecht reservó 40 millones de reales (13 millones de dólares) para hacer donaciones

El empresario condenado Marcelo Odebrecht confesó a la Justicia que la empresa constructora Odebrecht reservó 40 millones de reales (13 millones de dólares) para hacer donaciones y negocios vinculados al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva a partir de 2010 cuando dejó la presidencia, aunque aclaró que el ex mandatario nunca pidió dinero. La declaración se encuentra en la confesión que realizó Odebrecht ante el juez Sérgio Moro, de la operación Lava Jato, en la causa en la que se investiga al ex ministro de Economía de Lula y ex jefe de gabinete de Dilma Rousseff, Antonio Palocci.

La declaración está incluida en el video divulgado por Moro sobre el testimonio que hizo Odebrecht ante el juez Moro en la causa en la cual el detenido Palocci está acusado de ser interlocutor en la recepción y pedido de donaciones ilegales de campaña para el Partido de los Trabajadores (PT). "Le dije a Palocci antes de la asunción de Dilma que el gobierno iba a cambiar, entonces le pusimos 40 millones de reales de crédito en la cuenta a nombre de «Amigo», que es Lula, para el uso que él quisiera", dijo Odebrecht según el video divulgado por el juzgado de Curitiba, que levantó el secreto de sumario.

Odebrecht, sin embargo, dijo que Lula nunca pidió dinero pero recordó que personas vinculadas al carismático líder del PT le pidieron comprar una nueva sede del Instituto Lula. Finalmente, Odebrecht, corruptor confeso, pidió a una empresa amiga comprar el terreno que finalmente fue vendido a otra persona para nada vinculada con Lula. Por este episodio el Supremo Tribunal Federal ordenó el martes al juez Moro investigar nuevamente a Lula por el terreno que finalmente no fue adquirido y por supuestos tráficos de influencias en negocios para Odebrecht en Angola y Cuba. Cuando Lula dejó la presidencia, se dedicó a dar conferencias a clientes privados y en eventos públicos, la mitad de los cuales fueron financiados por empresas constructoras.

Lula declarará el 3 de mayo ante Moro por la acusación de que un departamento en Guarujá, balneario del Estado de San Pablo, es de su propiedad y no de la empresa constructora OAS. Odebrecht, condenado a 19 años de prisión y heredero del mayor imperio de ingeniería de América latina, puede lograr la libertad en diciembre a cambio de su delación.

Comentarios