El Mundo
Lunes 25 de Septiembre de 2017

Una "ronda de elefantes" caliente y con reproches cruzados en la TV pública

En la tradicional "Ronda de elefantes" (Elefantenrunde), la cita que emiten las dos principales cadenas de televisión pública en las que los pesos pesados analizan los resultados en caliente y donde tiene lugar el verdadero debate electoral.

En la tradicional "Ronda de elefantes" (Elefantenrunde), la cita que emiten las dos principales cadenas de televisión pública en las que los pesos pesados analizan los resultados en caliente y donde tiene lugar el verdadero debate electoral. Este cruce de argumentos forma parte del guión de los comicios en Alemania, pero fuera de las fronteras sorprende y genera envidia que las primeras espadas de los partidos, algunos hundidos en la miseria electoral, se presten a afrontar la realidad sin paños calientes y en directo.

Se estrenaron los ultraderechistas de Alternativa para Alemania (AfD). Su copresidente Jorg Meuthen aprovechó el escenario para arremeter contra la "disolución gradual de la nación" por la llegada de refugiados y afirmar que en zonas centrales del país ya sólo se ven "contados alemanes". La canciller Merkel fue fuertemente atacada por su principal rival y gran derrotado de la jornada, el socialdemócrata Martin Schulz. La acusó a la líder conservadora de haber hecho una "campaña escandalosa" en la que se negó a discutir los temas que importaban y que acabó fortaleciendo a AfD. Las críticas de Schulz evocaron la legendaria "ronda de elefantes" de 2005 en la que el canciller socialdemócrata Gerhard Schroder denigró a Merkel, que le acababa de ganar las elecciones. Eufórico por haber remontado en las urnas contra a todo pronóstico, Schroder aseguró que seguiría siendo canciller. "¡La clara perdedora es la señora Merkel!", dijo a una Merkel perpleja. Merkel se convirtió en la primera canciller de Alemania al mando de una "gran coalición" con el SPD y hoy sigue en el poder.

Schulz, irritado, dio algunos consejos ácidos a quienes negociarán para formar gobierno, liberales y verdes. "No se preocupen, van a poder imponerse en todo. Merkel va a ceder mucho", comentó el tercer socialdemócrata que es barrido por Merkel.La jefa de gobierno comentó: "Me entristece un poco", y recordó que los dos partidos tradicionales "alcanzaron muchas cosas para el país en situaciones no fáciles". La canciller dijo que "tomaba nota de que el SPD no está a disposición para conversaciones" pero recordó a su aún aliado que tendrá que seguir gobernando con ella hasta que se forme nuevo gobierno.

Comentarios