El Mundo
Martes 05 de Septiembre de 2017

Una rara mezcla de marxismo y catolicismo

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) nació en 1964 bajo la tutela del cura español Camilo Torres. El ELN, que ayer anunció junto al gobierno de Colombia el inicio de diálogos de paz tras medio siglo de lucha armada, nació inspirada y financiada por la revolución cubana y a la vez marcada por una fuerte influencia católica. Sus fundadores y figuras más emblemáticas son dos sacerdotes: Camilo Torres (1929-1966) y Manuel Pérez (1943-1998), exponentes de la Teología de la Liberación (TL). Además, sectores universitarios y miembros radicales del Partido Liberal conformaron el grupo guerrillero.

El ELN es la segunda guerrilla de Colombia luego de la ya desmovilizada Farc y cuenta con unos 2.500 combatientes. Centra su influencia en zonas mineras y petroleras del país. Su comandante, Nicolás Rodríguez Bautista, alias "Gabino", pertenece a esta guerrilla desde que era un niño de 12 o 13 años y ha promovido bajo su liderazgo una agenda nacionalista. También ha acentuado el recurso al secuestro como recurso financiero. Cientos de colombianos han muerto en el cautiverio del ELN. Gabino había expresado su deseo de entablar negociaciones con el gobierno. En julio pasado, Gabino y el máximo comandante de las Farc, Timoleón Jiménez, pidieron al gobierno "adelantar conversaciones con toda la insurgencia" para poner fin al conflicto colombiano. Este conflicto, en el que han participado otras guerrillas de izquierda, grupos paramilitares y agentes del Estado, ha dejado unos 220.000 muertos y 5 millones de desplazados. Las Farc estaban implicadas además en narcotráfico. Según un reporte de 2013 de la ONG Nuevo Arco Iris, el ELN es fuerte en el departamento de Arauca y Norte de Santander (fronterizo con Venezuela), además de las regiones de Casanare (este) y Chocó (costa oeste). En Cauca y Nariño el ELN "se ha posicionado como cuidador de cultivos de coca e intermediario en el desarrollo de la minería ilegal". El ELN ha secuestrado trabajadores de mineras y petroleras, a la vez que ha cometido atentados contra infraestructuras de estos sectores.

Comentarios