El Mundo
Miércoles 13 de Septiembre de 2017

Una falsa alarma obliga a evacuar la basílica de la Sagrada Familia

Una falsa alarma de atentado obligó a las fuerzas de seguridad a desplegar ayer un operativo antiterrorista en Barcelona y a desalojar de forma preventiva la emblemática basílica de la Sagrada Familia, situada en el centro de la capital catalana. Además del templo, los agentes desalojaron diversos comercios en la zona y cortaron varias calles. Los servicios de transporte suburbano dejaron de parar en la estación más cercana. Tras el desalojo, los artificieros de la policía (Tedax) acudieron al lugar de el alerta para "hacer comprobaciones en una furgoneta estacionada en el entorno de la Sagrada Familia", según informaron en Twitter los Mossos d'Esquadra. Aproximadamente una hora después, confirmaron que se trataba de una "falsa alarma" y que la furgoneta sospechosa no llevaba "material peligroso". No hubo detenidos en relación con estos hechos.

La situación de alarma se produjo casi un mes después de los atentados yihadistas que el 17 de agosto dejaron 16 muertos y más de 130 heridos en Barcelona y la localidad costera de Cambrils.

La Sagrada Familia, la emblemática basílica católica diseñado por el arquitecto modernista Antoni Gaudí (1852-1926), es uno de los puntos más visitados de Barcelona y símbolo de la ciudad, por lo que se considera un potencial objetivo del terrorismo islámico.

La policía recordó que Cataluña se encuentra en el nivel de alerta antiterrorista cuatro de cinco desde los atentados contra el semanario satírico "Charlie Hebdo" en Francia en 2015.

Comentarios