El Mundo
Jueves 30 de Marzo de 2017

Una diplomática de EEUU espiaba para China

Una funcionaria del Departamento de Estado estadounidense fue detenida por filtrar información secreta a espías chinos y fue acusada formalmente de obstruir a la Justicia y esconder al FBI sus contactos con agentes secretos de la potencia asiática.

Una funcionaria del Departamento de Estado estadounidense fue detenida por filtrar información secreta a espías chinos y fue acusada formalmente de obstruir a la Justicia y esconder al FBI sus contactos con agentes secretos de la potencia asiática.

El FBI detuvo el martes a Candance Marie Claiborne, una mujer de 60 años, y la acusó de haber recibido durante los últimos seis años miles de dólares de los servicios de espionaje chinos a cambio de información sobre la política económica norteamericana hacia Beijing y otros temas diplomáticos sensibles. Claiborne, quien trabaja para el Departamento de Estado desde 1999, compareció ayer ante un tribunal federal de Washington y se declaró inocente de todos los cargos. Si la Justicia la encuentra culpable, podría ser condenada hasta 40 años de cárcel, según informó el Departamento de Justicia en un comunicado.

La fiscal Mary B. McCord explicó que Clairbone, una funcionaria con experiencia en las embajadas y consulados de Bagdad, Jartum, Pekín y Shangai, "utilizó su posición y su acceso a datos diplomáticos sensibles para beneficio personal" y no informó de regalos recibidos de los agentes de inteligencia chinos valorados en "decenas de miles de dólares". Según la acusación, la funcionaria y su familia habrían sido recompensados durante años con dinero en efectivo y un "salario mensual". Además, habrían recibido comidas, equipos informáticos, joyas, viajes, clases en una escuela de moda e, incluso, un departamento amueblado, entre otros regalos.

Comentarios