El Mundo
Miércoles 08 de Febrero de 2017

Una causa penal contra Sarkozy daña aún más a la centroderecha gala

Un juez de instrucción le inició juicio al ex presidente Nicolas Sarkozy por financiación ilegal de su campaña electoral en 2012.

Un juez de instrucción le inició juicio al ex presidente Nicolas Sarkozy por financiación ilegal de su campaña electoral en 2012. La Fiscalía acusa al dirigente conservador de haber superado en más de 20 millones de euros el máximo autorizado en la campaña para su reelección, que finalmente perdió ante François Hollande. El juzgamiento llega en medio de un caliente inicio de campaña presidencial, en el que el candidato de centroderecha, Francois Fillon, fue hundido por una serie de revelaciones de la prensa. Ayer, otro candidato, Emmanuel Macron, debió ironizar sin desmentir los rumores sobre su presunta homosexualidad.

El abogado del ex presidente Sarkozy, Thierry Herzog, calificó la suma mencionada de 20 millones de euros como "increíble". Además de Sarkozy serán juzgados otros 13 sospechosos por estafa o complicidad. El abogado de Sarkozy anunció que interpondrá apelación contra el fallo. El partido UMP de Sarkozy, ahora rebautizado Los Republicanos, habría ocultado gastos de campaña con facturas falsas para no superar el límite de 22,5 millones de euros (25 millones de dólares) y cobrar así al Estado una devolución. El caso, en plena campaña presidencial, daña indirectamente a Los Republicanos, por más que Sarkozy esté retirado de la política.

Sarkozy, presidente de Francia entre 2007 y 2012, siempre ha asegurado que desconocía la existencia de la maniobra. El juez no lo acusa de participar en la trama fraudulenta, sino de haber ignorado las advertencias de sus contadores sobre el peligro de que se superara el límite presupuestario de campaña en 2012. La financiación ilegal de campañas puede ser castigada con un año de prisión y una multa de 3.750 euros. Con motivo del escándalo, que salió a la luz en 2014, renunció en su momento la directiva del partido UMP al completo.

El dirigente se presentó a las primarias de su partido este año para volver a ser candidato al Elíseo, pero fue derrotado en la primera vuelta y los conservadores eligieron a François Fillon, que ahora también se enfrenta a un escándalo por presunto nepotismo por haber empleado a su esposa y a dos de sus hijos por elevadas retribuciones cargadas al presupuesto del Parlamento.

Rumores sobre Macron

En tanto, Emmanuel Macron, candidato independiente de centroizquierda, se burló de los rumores de su supuesta homosexualidad, que corren desde hace meses en las redes sociales. "Aquellos que quieren difundir la idea de que soy un impostor, que tengo una vida escondida o algo más, en primer lugar es desagradable para Brigitte", dijo el ex primer ministro de Economía, refiriéndose a su esposa.

"Ella comparte mi vida entera, de la noche a la mañana, y se pregunta simplemente cómo físicamente podría hacerlo", agregó en tono de broma. El candidato independiente de 39 años está casado con su profesora de secundaria, Brigitte Trogneux, quien es 24 años mayor que él. El aspirante presidencial se refirió también en el mismo tono a las especulaciones de que mantiene una relación sentimental con el director de la estatal Radio France. "Si durante cenas en la ciudad, si en cadenas de correos electrónicos, les dicen que tengo una doble vida con Mathieu Gallet o con cualquier otra persona, es que mi holograma se escapó, pero no soy yo", dijo en un acto en París.A menos de tres meses de los comicios, las últimas encuestas reflejan un creciente apoyo de los franceses a Emmanuel Macron, que era completamente desconocido hace apenas tres años.Macron se refirió por primera vez a estos rumores en noviembre."No tengo una doble vida y lo más importante para mi es mi familia y mi vida marital", afirmó entonces.

Comentarios