El Mundo
Viernes 05 de Mayo de 2017

Un juez negó al "Chapo" Guzmán salir del confinamiento solitario

El capo mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, famoso por sus fugas de prisión, deberá permanecer en confinamiento solitario en una cárcel de la ciudad de Nueva York para evitar que trate de dirigir su imperio del narcotráfico tras las rejas, determinó ayer un juez.

El capo mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, famoso por sus fugas de prisión, deberá permanecer en confinamiento solitario en una cárcel de la ciudad de Nueva York para evitar que trate de dirigir su imperio del narcotráfico tras las rejas, determinó ayer un juez. En una decisión por escrito, el juez federal Brian Cogan rechazó una petición de los abogados de Guzmán de que permitiera al acusado salir del ala de máxima seguridad de la cárcel en Manhattan y se le permita convivir con la población general de reos y recibir visitas.

El confinamiento solitario es necesario "para garantizar que el acusado no pueda coordinar una fuga de prisión, dirigir actos de violencia contra cooperadores ni dirigir ningún aspecto de las actividades del cártel de Sinaloa", escribió el juez. Accedió a permitir que Guzmán se comunique con su esposa, pero sólo mediante cartas que deberán ser examinadas por agentes federales.

Guzmán Loera, de 59 años, fue trasladado a Estados Unidos en enero último y se declaró inocente de los cargos de encabezar una multimillonaria organización de tráfico de drogas responsable de asesinatos y secuestros. Desde entonces, el capo mexicano permanece en confinamiento hasta por 23 horas el día en una celda de seis por 3,7 metros en una unidad en que han estado detenidos otros reos notorios y de alto riesgo como el jefe de la familia mafiosa Gambino, John Gotti, y varios ex aliados de Osama Bin Laden. Sus abogados han descrito las condiciones como inhumanas y argumentaron que las restricciones que limitar el acceso a sus abogados y le impiden ver o llamar por teléfono a su esposa violan sus derechos constitucionales.

El gobierno había confirmado que las condiciones eran apropiadas para alguien que se fugó dos veces de una prisión en México, una de esas ocasiones a través de un túnel de 1,6 kilómetro de largo que daba a la zona de la ducha en su celda. Los fiscales señalaron que aun estando tras las rejas en México, Guzmán usó mensajes en código, sobornos y otros medios para dirigir a sus cómplices y orquestar sus fugas.

El juez falló que las condiciones no generan dudas constitucionales.

Comentarios