El Mundo
Miércoles 22 de Marzo de 2017

Un hombre asesinó a cuatro personas en el corazón de Londres y fue abatido

La policía dijo que investiga los ataques como un atentado terrorista. Nadie se responsabilizó inmediatamente de los hechos.

Un hombre armado con un cuchillo cometió hoy una serie de ataques letales en el corazón de la sede del poder británico, primero embistiendo con su vehículo a peatones sobre el Puente Westminster de Londres, y luego apuñalando a un policía dentro de los terrenos del Parlamento. En total, cinco personas murieron, incluyendo al atacante, y al menos cuarenta resultaron heridas.
Luego de la primeras informaciones que hablaban de un total de cuatro muertos, un portavoz de Scotland Yard indicó que la cifra de muertos subió a cinco, mientras que unas 40 personas resultaron heridas. También sostuvo que la Policía cree haber esclarecido la identidad del atacante, aunque no dio más detalles al respecto
Legisladores, lores, personal y visitantes fueron encerrados dentro del Parlamento después que el atacante fue baleado a muerte por la policía en el perímetro del edificio, a unos cuantos metros de la entrada. Murió, al igual que dos peatones en el puente y el agente de policía.
Un doctor que atendió a los lesionados dijo que algunos de ellos sufrieron heridas "catastróficas". Estudiantes franceses y dos turistas rumanos estaban entre los lesionados.
En la Casa de los Comunes, la vicepresidenta Linday Hoyle anunció la suspensión de la sesión y le pidió a los legisladores que permanecieran en las instalaciones.
La policía dijo que investiga los ataques como un atentado terrorista. Nadie se responsabilizó inmediatamente de los hechos.
"Nos satisface que en esta etapa parece que se trató de un solo atacante", dijo el jefe de la unidad antiterrorismo de la Policía Metropolitana, Mark Rowley. "Pero sería tonto confiar en eso en esta etapa tan prematura".
El nivel de amenaza de terrorismo internacional en el Reino Unido ya era de severa, lo que significa que un ataque es "altamente posible".

london01.jpeg

Hoy fue el aniversario de los atentados suicidas en el metro y aeropuerto de Bruselas, en los que murieron 32 personas. Y el incidente en Londres fue similar a los recientes ataques con vehículos ocurridos en Berlín y Niza, Francia.
Mientras los legisladores votaban dentro del Parlamento, muchos reportaron haber escuchado disparos. Se cerró durante dos horas el Parlamento, al igual que la estación Westminster del metro, adjunta a las instalaciones.
El conductor comenzó su recorrido sobre el puente que une ambas márgenes del río Támesis y en cuyo extremo norte está el reloj Big Ben y el edificio del Parlamento, y continuó su marcha hasta estrellar el vehículo contra la reja perimetral del Parlamento, unos 100 metros más adelante.

london00.jpeg

El parlamentario conservador Tobias Ellwood, cuyo hermano fue asesinado en un ataque terrorista en Bali ocurrido en 2002, le practicó respiración de boca a boca al agente apuñalado, quien posteriormente murió. El atacante, quien fue baleado por la policía tras escalar un cerco de seguridad hacia los terrenos del Parlamento, se encontraba a unos 10 metros de Ellwood.
Ellwood, quien estuvo en el ejército británico y realizó misiones en Bosnia, Irlanda del Norte, Kuwait y Chipre, aplicó presión en las múltiples heridas que sufrió el policía.
Algunas fotografías muestran a Ellwood con sangre en las manos y el rostro, mientras se ve en las cercanías al atacante.
Después de dejar un sendero de destrucción con una camioneta gris sobre el puente, el atacante logró traspasar las puertas de hierro e ingresar al Jardín New Palace del Parlamento, un patio adoquinado a la sombra del Big Ben.
A unos metros a la derecha se encuentra la entrada a Westminster Hall, la parte más antigua del complejo parlamentario.
london02.jpeg

london034.jpeg

Comentarios