El Mundo
Jueves 24 de Agosto de 2017

Un conductor español ebrio provoca una falsa alarma terrorista en Rotterdam

Las autoridades holandesas detuvieron anoche a un español conduciendo un utilitario con matrícula de España que portaba garrafas de gas cerca de una sala de conciertos, según confirmó el alcalde de Rotterdam, Ahmed Aboutaleb.

Las autoridades holandesas detuvieron anoche a un español conduciendo un utilitario con matrícula de España que portaba garrafas de gas cerca de una sala de conciertos, según confirmó el alcalde de Rotterdam, Ahmed Aboutaleb. El hecho hizo saltar el alerta terrorista en la ciudad holandesa, pues las autoridades españolas habían advertido que había una amenaza para Rotterdam. Sin embargo, horas después de la detención, las fuerzas de seguridad descartaron que el hecho estuviera relacionado con el terrorismo yihadista. Al parecer el conductor español del utilitario estaba borracho y las garrafas eran de uso doméstico. El alcalde de Rotterdam explicó que el conductor español estaba en dependencias policiales para ser interrogado. No obstante, el Ayuntamiento de Rotterdam canceló varios eventos previstos tras las alertas que recibieron —aseguró el alcalde— de la Policía española sobre "una amenaza" para la ciudad.
   El alerta advertía de "la amenaza de un posible ataque" que tendría lugar durante la celebración del concierto de la banda de rock californiana Allah-Las. El concierto, del grupo californiano Allah-Las, iba a celebrarse en la sala Maassilo, con capacidad para unas mil personas y situada en una zona portuaria al sur de la ciudad. Debe su nombre a que simplemente buscaban una palabra que tuviera un significación mística. Sin embargo, admitieron haber recibido mensajes de musulmanes que les manifestaron sentirse ofendidos.

Comentarios