Masacre en estambul
Jueves 05 de Enero de 2017

Turquía identifica al autor del atentado

Las autoridades turcas lograron identificar al terrorista que la noche de año nuevo mató en una discoteca de Estambul a 39 personas, aseguró el ministro de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu.

Las autoridades turcas lograron identificar al terrorista que la noche de año nuevo mató en una discoteca de Estambul a 39 personas, aseguró el ministro de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu. El ministro, sin embargo, no dio a conocer el nombre del atacante, que sigue prófugo, y se limitó a decir que continúan las investigaciones del terrible atentado, reivindicado por el Estado Islámico (Isis). En tanto, la policía detuvo a más personas, entre ellas numerosos menores, hijos de las familias de los sospechosos. Ya lo había hecho el martes con los dos hijos y la joven esposa del terrorista prófugo, conocido en el mundo entero por una "selfie" que se tomó en Estambul. El joven, de unos 25 años, habría escapado de Estambul a través del mar en un ferry.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, afirmó que no comparte la opinión de mucha gente que cree que el atentado iba dirigido contra un estilo de vida occidental. Erdogan redobló sus promesas de combatir al terrorismo, término muy amplio que puede incluir desde el Isis a las guerrillas kurdas que lo combaten en Siria. El hecho de fondo es que desde que Erdogan decidió enfrentar militarmente al Isis en la vecina Siria, este tomó represalias con numerosos atentados en Estambul y Ankara que las fuerzas de seguridad no logran frenar ni detectar a tiempo, tal como ocurrió nuevamente la noche de fin de año.

La policía antiterrorista continuó ayer con sus operaciones, y fueron arrestadas 27 personas en Esmirna, sobre el mar Egeo, con lo que el número total de detenciones asciende a 43. Lo llamativo es que de ese total de arrestados veinte son niños. El diario Hurriyet señala que la mayoría son del Turkestán, una región extensa al oeste del Caspio que incluye numerosos países de Asia Central, y Daguestán, en el Cáucaso islámico ruso. Pero el terrorista sigue prófugo. El hombre huyó con facilidad, tanto del lugar del hecho, de donde se fue en taxi, como de Estambul. Habría salido de la ciudad en un ferry y cruzado el mar de Mármara hacia el sur. Los arrestos parecen hechos con un carácter más bien demostrativo. Pero el martes, dos extranjeros fueron detenidos en el aeropuerto de Estambul. Fueron interceptados durante un control policial a la entrada de la estación de metro para la terminal internacional del aeropuerto.

La esposa y los dos pequeños hijos del prófugo fueron detenidos el lunes en la provincia de Konya, en el centro del país. La mujer dijo que no sabía que su marido tuviera algún vínculo con el Isis. El hombre llegó con su familia proveniente de Siria y al menos desde el 22 de noviembre se hallaba en Konya, donde alquiló una vivienda. Parece haber usado a su familia como pantalla para no despertar sospechas al ingresar desde Siria. La brutal práctica turca de detener a los niños, hijos de sospechosos, parece destinada a enviar un mensaje a los futuros terroristas y a la vez a presionar a los cómplices y conocidos del terrorista.

El número desospechosos detenidos ya asciende a 43, con un dato muy llamativo: 20 son niños

Comentarios