El Mundo
Jueves 25 de Mayo de 2017

Trump y el Papa tuvieron su primer encuentro en la santa sede

Pese a las expectativas negativas, la reunión resultó más amigable de lo previsto. Hablaron sobre "promover la paz en el mundo"

frialdad inicial. Trump y Francisco empezaron con cara seria.

El papa Francisco recibió en el Vaticano por primera vez al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con quien habló de "promover la paz en el mundo". El encuentro resultó más cálido y amigable de lo previsto con anterioridad y ambos líderes compartieron sonrisas,luego de un momento inicial tenso. Francisco conversó además animadamente con Melania Trump, la primera dama y la tercera esposa del presidente y empresario inmobiliario estadounidense. Aunque las diferencias entre ambos son muchas y ampliamente conocidas, también hay grandes coincidencias, como la condena al aborto y el matrimonio homosexual.

"Dejo el Vaticano más decidido que nunca a perseguir la PAZ en nuestro mundo", tuiteó Trump, tras intercambiar con Francisco "puntos de vista" sobre "la promoción de la paz en el mundo a través de la negociación política y el diálogo interreligioso", según un comunicado de la Santa Sede. Acompañado de Melania, vestida de negro y mantilla, un sonriente Trump estrechó la mano pontífice en la biblioteca de las suntuosas salas del palacio apostólico. A sus espaldas se observaba un inapreciable pintura de Rafael Sanzio. Luego, ambos conversaron a solas en el estudio privado del Papa. Durante este esperado encuentro, el Vaticano informó que se manifestó "satisfacción" por "el compromiso común en favor de la vida y de la libertad religiosa y de conciencia", y se pidió además "una colaboración serena" en campos como la "asistencia a los inmigrantes". Una clara referencia, en el habitual lenguaje moderado del Vaticano,a la politica inmigratoria de Trump, que ha recolectado críticas y condenas de numerosos líderes sociales y religiosos. La expectación sobre el encuentro era alta, máxime cuando ambos líderes tienen posiciones opuestas en temas como migración, cambio climático, venta de armas, pena de muerte y el Islam. "Gracias, gracias. No olvidaré lo que me ha dicho", aseguró Trump al Papa.

Pero no todos son desacuerdos, al contrario: la condena al aborto y a la eutanasia, el matrimonio homosexual, son algunos de los llamados "valores no negociables" para la Iglesia católica con los que Trump concuerda de manera total. La audiencia privada duró media hora, el tiempo promedio concedido por el Papa a los mandatarios extranjeros que visitan El Vaticano, tras lo cual Trump presentó a la delegación que lo acompañaba, entre ellos su hija Ivanka, también de negro pero sin mantilla.

El encuentro, fijado tras meses de especulaciones, tuvo lugar muy temprano, debido a que Francisco debía presidir dos horas más tarde la tradicional audiencia general de los miércoles en la plaza de San Pedro ante miles de peregrinos.El Papa aprovechó la ocasión para regalarle un emblemático texto suyo sobre la paz titulado "La no violencia, estilo de una política para la paz", escrito en ocasión de la Jornada Mundial de la Paz de 2017. Por su parte, el mandatario estadounidense obsequió al Papa una serie de libros de Martin Luther King, entre ellos uno firmado por el renombrado activista asesinado en los años 60.

Tras la visita, Trump puso rumbo a Bruselas, donde tiene previsto reunirse hoy con los mandatarios de la Otán. Trump llamaría a sus aliados a hacer un mayor gasto militar y a que accedan a sumar a la Otán a la coalición internacional contra el Estado Islámico. Un llamado que comenzó a concretarse, después que los embajadores de la Otán acordaron dar ese paso.

Comentarios