El Mundo
Martes 17 de Enero de 2017

Trump sumó a BMW a su lista negra de la industria automotriz

Advirtió que debe "olvidarse" de fabricar en México para exportar a los EEUU. La advertencia afecta también a las firmas VW y Audi

La amenaza no podía ser más clara: "Me encanta México, me gusta su presidente y toda la gente, pero le diría a BMW que si construye una fábrica en México y quiere vender automóviles en Estados Unidos sin pagar el impuesto del 35 por ciento, ya lo puede ir olvidando", dijo el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la fábrica que la automotriz planea abrir en 2019.

Sus declaraciones publicadas por los diarios Bild y The Times no cayeron en saco roto. Después de que el futuro inquilino de la Casa Blanca ya pusiera en la mira a otros fabricantes de autos como Toyota, Ford y General Motors, por primera vez sus advertencias se dirigen a Alemania. Pero, ¿cómo afectaría a las fabricantes alemanas la introducción de un impuesto a la importación en Estados Unidos? El mercado estadounidense es el segundo del mundo. Las fabricantes alemanas venden allí 1,3 millones de vehículos. Unos 545.000 autos son exportados por vía marítima desde Alemania, mientras que un 15 por ciento proceden de México, según datos de la Federación de la Industria Automovilística Alemana (VDA).

¿Cuántos automóviles producen las empresas alemanas en Estados Unidos?

Fabricaron el pasado año 850.000 vehículos en Estados Unidos. Sólo un 41 por ciento de estos se vendieron en el mercado local, mientras que un 25 por ciento tuvo como destino Europa y Asia. Las plantas de las fabricantes alemanas y sus proveedores locales emplean a unos 110.000 trabajadores. BMW cuenta en Carolina del Sur con su segunda mayor planta de fabricación y es el mayor exportador de autos desde los Estados Unidos.

¿En qué se traducen las declaraciones de Trump para las empresas alemanas?

Los bajos salarios, la cercanía a Estados Unidos y la desaparición de aranceles a través del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o Nafta) favorecieron la creación de una floreciente industria automotriz en México. Cerca del 80 por ciento de las exportaciones de automóviles fabricados en este país tienen como destino Estados Unidos (el año pasado fueron cerca de 2,1 millones de automóviles).

La planta de Volkswagen-Puebla, donde antes se fabricaba el mítico modelo "Escarabajo" y ahora se producen el Golf y el Jetta, es la mayor fábrica de automóviles de México y la segunda mayor del consorcio alemán en todo el mundo. Desde el otoño boreal, Audi también produce en México su todoterreno Q5. Por su parte, Daimler acaba de construir con Renault-Nissan una planta por valor de miles de millones de euros y BMW tiene previsto fabricar a partir de 2019 el modelo 3 en México para venderlo en todo el mundo.

¿Puede Trump rescindir el Tratado Nafta?

Sí, con seis meses de antelación. Posteriormente, las reglas que permanecerían vigentes serían las de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Esto significa que se terminarían los aranceles "cero" con México y las amenazas de Trump de imponer unos del 35 por ciento podrían hacerse realidad.

¿A cuánto ascienden los aranceles hoy en día?

Según la VDA, en Estados Unidos exige un arancel del 2,5 por ciento para los vehículos procedentes de la Unión Europea. Pero en el caso de todoterrenos deportivos y monovolúmenes asciende a un 25 por ciento.

¿Podría elevar Trump la cuantía de los aranceles?

Sí. Según indicó una investigación realizada por el Instituto de Economía Internacional Peterson. De la misma opinión es Rolf Langhammer, del Instituto de Economía Global de Kiel, que asegura que si Trump considera que México incurre en prácticas comerciales desleales, podría implantar el peaje del 35 por ciento con el que amenazó durante la entrevista.

Comentarios