El Mundo
Viernes 26 de Mayo de 2017

Trump reprende a los miembros de la Otán por no pagar lo que deben

El mandatario exhortó a los países integrantes de la alianza a cumplir con sus obligaciones. "No es justo para el ciudadano estadounidense", dijo

Rodeado de aliados adustos, el presidente estadounidense, Donald Trump, reprendió ayer a los miembros de la Otán por no cumplir las metas financieras de la alianza militar. Tal y como estaba previsto, el polémico mandatario pidió un aumento del gasto militar y aprovechó la ocasión para reclamar en público a todos los primeros ministros por no dedicar el 2 por ciento de sus PBI a Defensa: "No es justo para el contribuyente estadounidense", dijo. "No preguntaré ni una vez cuánto costó la nueva sede de la Otán", comentó Trump, medio en broma medio en serio, sobre las recién inauguradas instalaciones de la Alianza en Bruselas, donde minutos antes había sido recibido por el secretario general, Jens Stoltenberg, con quien caminó por las nuevas instalaciones de la organización con gesto serio.

Trump, que en su país se quejó frecuentemente del apoyo que otras naciones le dan a la Otán, en esta ocasión sermoneó a los otros líderes en persona, y declaró: "Muchas de estas naciones deben enormes cantidades de dinero de años anteriores".

La afirmación del presidente de inmediato puso a la Otán bajo nuevas tensiones y no sirvió para acallar las interrogantes sobre su complicada relación con una alianza a la que anteriormente ha criticado duramente como "obsoleta". Fue notorio que tampoco ofreció un respaldo público explícito del principio de defensa colectiva de "todos para uno y uno para todos" de la alianza atlántica, aunque funcionarios de la Casa Blanca dijeron que su sola presencia en la reunión era una muestra de su compromiso.

En ocasiones algunos de los líderes intercambiaron miradas de incomodidad durante el sermón del presidente, pronunciado en un evento en el que se conmemoró la caída del Muro de Berlín y los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Cuando Trump intentó aliviar las tensiones con una broma sobre la flamante nueva base de la alianza, nadie rio. Los miembros del organismo esperaban que Trump planteara el asunto de los pagos durante la reunión de ayer, e incluso le plantearon al secretario general Jens Stoltenberg que el presidente podría intentar repartir facturas en son de broma. Pero un funcionario europeo dijo que los miembros de la Otán aún estaban desconcertados por el tono de su discurso.

Como candidato, Trump criticó cómo se comparte la carga financiera en la Otán, e insinuó que Estados Unidos sólo podría acudir en defensa de países que cumplan con las directrices de la alianza, incluido el comprometer el 2 por ciento de su producto interno bruto a gastos militares. El año pasado, sólo cinco de los 28 países que integran la Otán cumplieron con la meta del 2 por ciento: Estados Unidos, Grecia, Gran Bretaña, Estonia y Polonia.

Algunos de los aliados esperaban que Trump expresara firmemente su compromiso con el artículo 5 de la Otán de acuerdo de defensa mutua.

¿Aliados? La premier inglesa abordó con Trump el atentado en su país.

Comentarios