El Mundo
Miércoles 05 de Abril de 2017

Trump promulgó la ley que le permite a las telefónicas vender datos de sus clientes

suscitó el rechazo de especialistas y organismos defensores de derechos civiles, ya que barre con una serie de garantías de privacidad establecidas en noviembre pasado por la Comisión Federal de Comunicaciones.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, promulgó la ley que permitirá a los proveedores de internet vender datos de sus clientes —como los historiales de búsqueda o la localización— sin su consentimiento previo, al eliminar las garantías de privacidad impuestas por la administración de su predecesor, Barack Obama.
La norma había sido aprobada la semana pasada en el Congreso por una mayoría ajustada —solo la votaron legisladores republicanos—, y suscitó el rechazo de especialistas y organismos defensores de derechos civiles, ya que barre con una serie de garantías de privacidad establecidas en noviembre pasado por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC).
Estas garantías, que aún no habían entrado en vigor, hubieran obligado a las proveedoras de internet a obtener el consentimiento de sus clientes antes de utilizar su información geolocalizada, financiera y de salud, así como sus búsquedas web, para venderla a terceros.
El titular de la FCC, el republicano Ajit Paid, argumentó hoy que las reglas eran "defectuosas" y celebró la promulgación de la ley al afirmar que "el presidente Trump y el Congreso han invalidado adecuadamente una parte del plan de la era Obama para regular internet".
"Esas reglas de privacidad defectuosas, que nunca entraron en vigor, fueron diseñadas para beneficiar a un grupo de empresas favorecidas, no a los consumidores online", sostuvo en un comunicado.
Las empresas favorecidas a las que hizo alusión son las llamadas "over the top", como Google o Facebook, que tienen su negocio montado sobre la estructura que les proveen los principales beneficiados de esta movida, las grandes telcos como Verizon, AT&T y Comcast.
"La privacidad de los consumidores estadounidenses merece ser protegida independientemente de quién maneje su información personal", opinó el joven funcionario, quien antes de ocupar el cargo se desempeñaba como abogado de Verizon.
Asimismo, adelantó que la FCC trabajará junto con la Comisión Federal de Comercio "para restaurar la autoridad de la FTC para vigilar las prácticas de privacidad de los proveedores de servicios de internet".
Del otro lado, el inventor de la World Wide Web (www), Tim Berners Lee, manifestó hoy su preocupación sobre la dirección de esta política y la actitud "realmente espantosa" que demuestra.
"Ese proyecto de ley era un proyecto desagradable, porque cuando usamos la web, somos muy vulnerables", afirmó en una entrevista con el diario inglés The Guardian.
Berners Lee explicó que que "cuando las personas usan la web lo que hacen es realmente muy íntimo. Van a su médico para una segunda opinión, han ido a la web para la primera opinión sobre si (lo que tienen) es cáncer. Se comunican muy íntimamente con los miembros de la familia que aman. Hay cosas que la gente hace en la web que revelan absolutamente todo, más sobre ellos de lo que ellos mismos a veces saben".
"La privacidad, un valor fundamental de América, no es una cosa partidaria. Los demócratas luchan por ella y los republicanos luchan por ella también, tal vez incluso más. Así que estoy muy sorprendido de que el Partido Republicano haya logrado sugerir que (las reglas) deberían ser destrozadas", sostuvo.
La nueva ley fue cuestionada también por organizaciones defensoras de los derechos en internet, como "Fight For The Future", para la cual la medida implica un modelo de "ganancia-ganancia" para las telcos y "de pérdida-pérdida-pérdida para el resto".
"Todo lo que se haga online —tu historial de búsqueda, las apps que descargás, el lugar en donde estás— tiene un valor enorme", una información que las telcos pueden usar "para construir un perfil sobre dónde comprás, dónde trabajás, a qué escuela van tus hijos, que leés y qué escuchás, qué clase de problemas podés tener", cuestionó en un comunicado.
En la misma línea, la Unión Americana de Libertades Civiles había manifestado a finales de la semana pasada que "es extremadamente decepcionante que el Congreso esté sacrificando los derechos de privacidad de los estadounidenses en el interés de proteger los beneficios de las principales compañías de Internet, incluyendo Comcast, AT&T y Verizon".

Comentarios