El Mundo
Jueves 31 de Agosto de 2017

Tokio y Seúl presionan a Pyongyang

Corea del Sur y Japón acordaron ayer aumentar a "un nivel extremo" la presión sobre Corea del Norte, un día después de que el régimen comunista de Pyongyang realizara una nueva prueba con un misil balístico que sobrevoló territorio nipón. El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, se pronunciaron durante una conversación telefónica por que el Consejo de Seguridad de la ONU imponga nuevas sanciones a Corea del Norte, informó la oficina de la presidencia en Seúl.

El hecho de que Pyongyang haya lanzado un misil que sobrevoló Japón es un acto de "violencia inconcebible", afirmó Moon, citado por un portavoz de la presidencia surcoreana. Seúl y Tokio convinieron en promover, junto con Estados Unidos, la aplicación de "medidas más concretas y más efectivas del Consejo de Seguridad de la ONU contra Corea del Norte". Los dos gobiernos subrayaron la necesidad de presionar a Pyongyang para que regrese a la mesa de negociaciones.

Previamente, el Consejo de Seguridad de la ONU había condenado por unanimidad el nuevo ensayo misilístico norcoreano, calificándolo de "indignante", al tiempo que llamó a Corea del Norte a tomar medidas concretas para rebajar las tensiones en la península de Corea.

Comentarios