El Mundo
Miércoles 27 de Septiembre de 2017

Temer ya es investigado por el Congreso de Brasil

El Congreso de Brasil comenzó a escuchar ayer la denuncia de la Procuraduría que acusa al presidente Michel Temer y a algunos de sus ministros de integrar una asociación ilícita que cobró ilegalmente 175 millones de dólares, denuncia que luego deberá discutir y votar Diputados, con el fondo del aumento a 30 años de la condena a José Dirceu, ex hombre fuerte del gobierno de Lula Da Silva, pero en este caso por el llamado Petrolao.

El Congreso de Brasil comenzó a escuchar ayer la denuncia de la Procuraduría que acusa al presidente Michel Temer y a algunos de sus ministros de integrar una asociación ilícita que cobró ilegalmente 175 millones de dólares, denuncia que luego deberá discutir y votar Diputados, con el fondo del aumento a 30 años de la condena a José Dirceu, ex hombre fuerte del gobierno de Lula Da Silva, pero en este caso por el llamado Petrolao.

La diputada Mariana Carvalho fue la encargada de leer el texto de 260 páginas de la Procuraduría General de la República, para la cual Temer fue parte de una "asociación delictiva" e incurrió en "obstrucción de la Justicia", acusación que los abogados del mandatario rechazaron con el argumento de que surgió de un procurador que tiene "enemistad capital" hacia el presidente.

La imputación de la Procuraduría también recae sobre el jefe de la Casa Civil, Eliseu Padilha, y el titular de la Secretaría General de la Presidencia, Wellington Moreira Franco. En julio, Temer se convirtió en el primer presidente acusado de corrupción en ejercicio del mandato, a partir de la delación premiada del empresario Joesley Batista, titular del frigorífico JBS, uno de los mayores del mundo.

La nueva acusación había sido anunciada por el ex fiscal Rodrigo Janot, y enviada la semana pasada por el Supremo Tribunal Federal, pero recién ayer empezó a ser leída, aparentemente por falta de acuerdo en la bancada oficialista. Tras la lectura, la acusación va a la Comisión de Constitución y Justicia, donde se elaborará un dictamen que es el que luego se vota en el plenario, donde, en principio, Temer logrará otra vez salir airoso, porque conserva un fuerte respaldo legislativo.

El avance de este nuevo caso se da en paralelo a la suba en la pena al ex ministro José Dirceu, hombre fuerte del primer gobierno de Lula da Silva, que fue condenado ayer a 30 años y 9 meses de reclusión por corrupción y lavado de dinero en la causa Petrolao, que forma parte de la investigación por el Lava Jato.

La condena del TRF4 implica un aumento de la pena a Dirceu, que había sido condenado a 20 años de prisión por el juez federal de primera instancia, Sergio Moro, de la ciudad de Curitiba. Dirceu, jefe de gabinete del gobierno de Lula entre 2003 y 2005, se vio obligado a renunciar al verse involucrado en el escándalo del "Mensalao", como la prensa llamó al pago de sobornos a legisladores.

Comentarios