El Mundo
Martes 21 de Febrero de 2017

Sospechas en Ecuador por suspensión del escrutinio con casi 90 por ciento del voto

El organismo electoral argumentó que había actas irregulares. El oficialismo aún apuesta a ganar en primera vuelta: el ballottage le sería fatal.

Ecuador, que la noche del domingo esperaba conocer el nombre de su nuevo presidente o al menos a los dos candidados que disputarán el lejano ballottage del 2 de abril, deberá ahora aguardar hasta el jueves, como mínimo. Una insólita postergación de las autoridades electorales creó este impasse, que suscitó reacciones de indignación y fuertes sospechas entre la oposición al oficialismo del presidente Rafael Correa. Las proyecciones privadas y la del propio organismo oficial indican que habría ballottage. El postulante oficialista, Lenin Moreno, afirmó que está listo para competir en el ballottage, pero reiteró que cree haber ganado en primera vuelta.
El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador anunció que presentará el jueves los resultados totales de la elección presidencial del domingo debido "a anomalías en actas de votación". "Esperamos en un promedio de tres días, a partir de hoy, que esté cerrado totalmente el proceso del binomio presidencial", dijo el presidente del CNE Juan Pablo Pozo en rueda de prensa. Pozo llamó a los electores a "esperar los resultados oficiales en un ambiente de paz, pues existen márgenes estrechos para definir si hay segunda vuelta", cuando "efectivamente se está peleando voto a voto el que exista o no" el ballottage. Hacia el mediodía del lunes, los datos parciales del CNE incluían un 88,75% escrutado, con el candidato oficialista Lenin Moreno a la cabeza del comicio presidencial con 39,11% frente a 28,31% del opositor Guillermo Lasso. Pero a los votos de Lasso deberán sumarse en caso de ballottage los de Cinthya Viteri, que logró algo más de 16% y declaró que en la segunda vuelta apoyará a Lasso. Asimismo,muchos otros votantes opositores, que dividieron sus preferencias en el primer turno del domingo, optarían por Lasso, en razón de la fuerte polarización que impuso ensus diez años de gobierno el presidente Correa.

ecuador2.jpg
El candidato opositor Guillermo Lasso pasaría al ballottage.
El candidato opositor Guillermo Lasso pasaría al ballottage.
A todo o nada
La sospecha es que el oficialismo o "correísmo" detuvo el escrutinio porque veía escapar la victoria en primera vuelta a la que apostó todas sus fichas. Correa y sus seguidores saben que ir a un ballottage es afrontar un alto riesgo de derrota, porque Lasso sumará los votos de todos los opositores, o casi. De aquí las denuncias y reclamos de transparencia que lanzaba ayer la oposición y muchos medios internacionales.
Varios cientos de simpatizantes de Lasso permanecían protestando en las afueras del Consejo Electoral en vigilia para exigir transparencia en el conteo de votos y denunciar un eventual fraude. Militares y policías custodian el edificio del CNE, ubicado en el norte el Quito, registrándose pequeños roces con los manifestantes.
Para ganar en primera vuelta, como lo hiciera Correa en 2009 y 2013, se necesita un 40% de los votos válidos y una diferencia de diez puntos porcentuales sobre el segundo. A eso apuestan tanto Correa como Moreno, y en lanoche del domingo en Twitter el presidente lo dio por hecho.
Pero ayer a la mañana llegó la inesperada suspensión del escrutinio. "Tenemos actas inconsistentes, tenemos actas rezagadas", se explicó Pozo, anotando que varios miles de actas de votación están siendo revisadas por anomalías como no llevar firmas de los titulares de las mesas electorales. Horas antes, Pozo se había vanagloriado del flamante sistema de escrutinio utilizado en Ecuador. El titular del CNE apuntó además que invitará de inmediato a Moreno y Lasso a una reunión "técnica" para explicarles el porqué de la demora del escrutinio para "evitar cualquier tipo de suspicacias".
En una entrevista con el medio ruso RT en Español, Lenin Moreno reconoció que está listo para la segunda vuelta. Moreno aseguró que si bien su campaña aún espera el pronunciamiento final del Consejo Nacional Electoral (CNE), indicó que es "optimista" en alcanzar el 40% de los votos necesarios para ganar en la primera vuelta. A pesar de su optimismo, Moreno admitió que su campaña está preparada para la segunda vuelta ante Guillermo Lasso. El candidato oficialista señaló que el aspirante opositor no podría alcanzar "el más de un millón de votos" de diferencia que los separa. Un cálculo que en la oposición consideran absurdo, dado que Lasso, a diferencia de Moreno, atraería a muchos más votantes en el ballottage que el oficialista, comenzando por el 16% de la social cristiana Viteri, que le dio su explícito apoyo. En tanto, continuaban anoche las protestas frente al CNE en Quito.

Comentarios