El Mundo
Miércoles 30 de Agosto de 2017

Según la ONU, Venezuela violó los derechos humanos y su democracia agoniza

Las acciones de las fuerzas del gobierno sugieren la "existencia de una política destinada a reprimir el disenso político e infundir temor en la población a fin de frenar las manifestaciones".

La ONU dijo hoy que las fuerzas de seguridad de Venezuela violaron los derechos humanos de manera extendida y aparentemente en forma deliberada para aplastar las protestas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, y aseguró que la democracia está "apenas con vida" en la nación petrolera.
Las acciones llevadas a cabo por las fuerzas del gobierno sugieren la "existencia de una política destinada a reprimir el disenso político e infundir temor en la población a fin de frenar las manifestaciones", dijo la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) en un reporte donde solicita más investigación.
Al ser consultado en una conferencia de prensa tras la difusión del reporte si el país caribeño estaba ahora gobernado por una dictadura, el titular del ACNUDH, Zeid Ra’ad al-Hussein, respondió: "Creo que con el tiempo hemos visto una erosión de la vida democrática en Venezuela"
"Está apenas con vida, si es que aún vive", indicó.
La oficina de la ONU pidió al gobierno del presidente Nicolás Maduro que libere a los manifestantes detenidos arbitrariamente y frene el uso ilegal de tribunales militares para juzgar a civiles.
Según fuentes de organizaciones no gubernamentales, 5.051 personas, entre ellas 410 niñas y niños, fueron detenidas arbitrariamente entre el 1º de abril y el 31 de julio, y más de 1.300 personas seguían detenidas al 31 de julio, según el reporte de ACNUDH, que agrega que documentó la existencia de malos tratos a prisioneros, que podrían haber llegado a tortura.
"Los relatos fidedignos y coherentes de las víctimas y testigos indican que las fuerzas de seguridad han utilizado sistemáticamente fuerza excesiva para impedir las manifestaciones, sofocar la disidencia e infundir temor", señaló el reporte de 47 páginas, difundido luego de que se emitieran unas conclusiones iniciales el 8 de agosto.
Las fuerzas de seguridad venezolanas y grupos progubernamentales son presuntamente responsables de la muerte de 73 personas desde abril, mientras que la responsabilidad de las 51 muertes restantes no se ha determinado, según el reporte de la ONU.
La cifra total de 124 fallecidos incluye nueve miembros de las fuerzas de seguridad que según el gobierno fueron asesinados en julio y cuatro personas que supuestamente murieron a manos de los manifestantes, agregó.
Maduro ha dicho que Venezuela es víctima de una "insurrección armada" de opositores respaldados por Estados Unidos que buscan obtener el control de la nación miembro de la OPEP.
"El uso generalizado y sistemático de fuerza excesiva durante las manifestaciones y la detención arbitraria de manifestantes y presuntos opositores políticos denota que no se trata simplemente de actos ilegales o insubordinados de funcionarios aislados", señaló el informe de la ONU.
Zeid advirtió además en un comunicado que en medio de la crisis económica y social y las crecientes tensiones políticas, "existe un riesgo elevado de que la situación de Venezuela se deteriore aún más".
El gobierno debe asegurar que las investigaciones comenzadas por el Ministerio Público —cuya titular Luisa Ortega fue removida de su cargo este mes luego de acusar a Maduro de desgastar la democracia— continúen y sean imparciales, dijo Zeid.
El reporte completo del ACNUDH, titulado "Violaciones y abusos de los derechos humanos en el contexto de las protestas en la República Bolivariana de Venezuela del 1 de abril al 31 de julio de 2017" puede leerse completo en el siguiente vínculo:

Comentarios