El Mundo
Sábado 24 de Diciembre de 2016

Se entregan aeropiratas que desviaron un avión libio hacia Malta

Los dos kadafistas liberaron sanas y salvas a 117 personas antes de rendirse. Las armas y la granada que utilizaron eran falsas.

La toma de rehenes de un avión libio con más de 100 personas —que había sido desviado a Malta— terminó ayer con la liberación de los pasajeros y la tripulación, luego de que los dos secuestradores se rindieran y se descubriera que las armas eran réplicas, según confirmó el premier maltés, Joseph Muscat. "Los secuestradores se rindieron, fueron registrados y puestos bajo custodia", tuiteó Muscat poco después de que todos los rehenes se encontraran fuera de peligro.

En la aeronave había 111 pasajeros y seis tripulantes, aunque inicialmente se habló de siete. Las imágenes difundidas muestran a los dos secuestradores abandonando la aeronave y recostándose en el suelo, antes de ser arrestados. Por ahora se desconoce qué fin perseguían. Pero en las imágenes se ve a uno de ellos con la antigua bandera verde libia, que se eliminó tras la muerte del ex líder Muamar Kadafi en 2011. De acuerdo a versiones, los secuestradores pusieron como condición que fuera liberado el hijo de Kadafi, Saif al Islam Kadafi. Por otro lado, un canal de televisión libanés dijo que pertenecían al grupo hasta ahora poco conocido Al-Fatah al-Dschedida, alineado con la tesis del dictador.

Durante el secuestro, Muscat les dejó en claro a los captores que no habría negociaciones a menos que los pasajeros fueran liberados. Los hombres pidieron negociadores malteses a bordo, pero su demanda fue rechazada. "No estábamos dispuestos a negociar hasta que no se rindieran", dijo el mandatario maltés, que a su vez desmintió que los dos libios pidieran asilo.

El Airbus de la aerolínea libia Afriqiyah Airways se encontraba ayer recorriendo una ruta interna, de Sabha a Trípoli. El vuelo 8U209 modificó de repente su curso y terminó aterrizando en el aeropuerto de la capital de Malta, La Valeta.

Libia se hundió en el caos luego de que Kadafi fuera derrotado por una revuelta armada. El país, rico en petróleo, está dividido entre dos administraciones rivales: una en Trípoli, apoyada por la ONU, y la otra en la ciudad oriental de Tobruk. El gobierno en Trípoli anunció la liberación de la ciudad libia de Sirte, que estaba en manos de la milicia terrorista Estado Islámico (Isis).

Comentarios