El Mundo
Jueves 01 de Junio de 2017

Receso en el debate de la OEA sobre Venezuela

La comunidad internacional tiene la responsabilidad de acompañar una nueva negociación y verificar el cumplimiento de acuerdos para solucionar el conflicto venezolano, dijo ayer el canciller mexicano Luis Videgaray en una posición compartida por Colombia, Perú, Estados Unidos, Canadá y otros países. Sin embargo, los cancilleres de 18 países decidieron interrumpir ayer la sesión especial de la Organización de Estados Americanos (OEA) que celebraban sobre la crisis venezolana con la esperanza de superar el impasse que les impidió acordar una declaración tras varias horas.

La reunión especial se declaró en receso horas después de que la oposición marchara una vez más en la capital venezolana tras dos meses de protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro. El canciller guatemalteco Carlos Morales, en su calidad de presidente de la reunión, dijo que prefería buscar consenso sobre el texto antes de proceder a una votación, tal como pidió Bolivia.

Cualquier declaración necesita dos tercios de los Estados miembro para ser aprobada. En la sesión extraordinaria, que llevó al gobierno de Maduro a anunciar su retiro del organismo, varios países aprovecharon su intervención para pedir a Maduro que desista de convocar una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) por considerarla inconveniente para superar la crisis política.Un proyecto de resolución presentado por Perú, Canadá, EEUU, México y Panamá solicita a Maduro no solo que desista de sus planes de celebrar una ANC para reformar la Carta Magna, sino también que libere a los presos políticos, elabore un calendario electoral y acepte asistencia humanitaria internacional, tal como reclama la oposición venezolana.

Comentarios