El Mundo
Sábado 17 de Junio de 2017

Quejas a Brasil por la venta de gas lacrimógeno a Venezuela

La oposición al presidente Nicolás Maduro pidió a Brasil, que ha sido muy críticas de la represión contra las protestas en Venezuela, bloquear la entrega del gas lacrimógeno

Una compañía brasileña admitió ayer que abastece a las fuerzas de seguridad de Venezuela con grandes cantidades de gas lacrimógeno que utiliza para controlar las protestas antigubernamentales, lo que ha indignado a la oposición venezolana. La firma Condor Non-Lethal Technologies, con sede en Río de Janeiro, confirmó que tiene dos contratos con el gobierno de Venezuela después de que dirigentes de la oposición presentaron documentos que —según ellos— muestran que las fuerzas armadas compraron en abril 78.000 cartuchos de gas lacrimógeno.

La oposición al presidente Nicolás Maduro pidió a Brasil, que ha sido muy críticas de la represión contra las protestas en Venezuela, bloquear la entrega del gas lacrimógeno. A la fecha no recibieron una respuesta. "La gente está muriendo de hambre y lo que menos tienes que comprar es equipos" antimotines, dijo el diputado Eudoro González, del partido Primero Justicia. Brasil "tiene que hacer válida su política internacional, que es respeto a los derechos humanos", agregó.

Los más de dos meses de protestas de la oposición para apremiar la salida de Maduro del poder dejaron más de 70 muertos y 1.300 heridos. Algunas de las muertes se debieron a heridas resultantes de los cartuchos de gas lacrimógeno disparadas contra los manifestantes a corta distancia o por exposición excesiva a los vapores tóxicos. "No juzgamos las políticas de nuestros clientes", dijo Condor. "Pero entendemos que suspender la entrega de materiales como gas lacrimógeno, atomizadores de pimienta y balas de goma podría tener consecuencias dramáticas porque dejaría a las fuerzas de seguridad sin otra alternativa que usar armas de fuego". El presidente brasileño Michael Temer es uno de los críticos más severos de Maduro, y el año pasado encabezó un intento para que el gobierno venezolano fuera expulsado del Mercosur.

Comentarios