El Mundo
Sábado 04 de Marzo de 2017

Presidente turco acusa a Alemania de proteger y albergar terroristas

El mandatario recuperó así una acusación que Turquía formuló varias veces contra Alemania: que ese protege a extremistas.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, criticó ayer las cancelaciones de actos de varios ministros turcos en Alemania, quienes iban a pedir el voto a favor de la reforma constitucional para reforzar el poder del mandatario turco, y afirmó que ese país debería ser "procesado" por "proteger y albergar a terroristas". "Cancelan actos, no dejan hablar a mi ministro de Economía. (...) Se la debería juzgar (a Alemania) por proteger y albergar a terroristas", afirmó Erdogan en Ankara. El mandatario recuperó así una acusación que Turquía formuló varias veces contra Alemania: que ese protege a extremistas. "En este momento hay cientos de terroristas haciendo terrorismo", dijo Erdogan.

Las cancelaciones azuzan un espiral de desencuentros que arrancó hace meses entre estos dos países con estrechos lazos económicos, políticos y sociales y que amalgama desde el acuerdo sobre los refugiados entre Ankara y la Unión Europea (UE) al reciente encarcelamiento de un corresponsal turco-alemán en Estambul, pasando por los recortes de libertades que siguieron al fallido golpe de Estado en Turquía, el 15 de julio. Desde el jueves fueron cancelados en Alemania tres actos en los que iban a intervenir ministros turcos para hacer campaña en favor de la reforma constitucional que cambiará el sistema parlamentario por uno presidencialista entregar al jefe del Estado todo el Poder Ejecutivo, que será decidida en referéndum el próximo 16 de abril.

Esta cadena de desencuentros agrava unas relaciones bilaterales ya deterioradas a raíz de la represión y las purgas iniciadas por Turquía tras el intento de golpe de Estado y por los repetidos llamamientos de Berlín a que Ankara respete los derechos humanos.

La lista de agravios incluye, por parte turca, la extradición de militares que pidieron asilo a Berlín desde la asonada —y a los que acusa de golpistas— y el fin de la investigación sobre unos imanes turcos, detenidos recientemente en Alemania por colaborar con el espionaje de Ankara.

De fondo está además el acuerdo, impulsado por Alemania, entre la UE y Turquía para que este país ayude a detener el flujo de refugiados hacia Europa y que Erdogan ha amenazado en ocasiones con anular.

En Alemania viven unos 3,5 millones de ciudadanos de origen turco, de los que 1,4 millón están habilitados para participar en la consulta constitucional.

Comentarios