El Mundo
Jueves 19 de Enero de 2017

Populista alemán causa indignación al denostar el monumento a las víctimas del Holocausto

El ultraderehista de Alternativa para Alemania (AfD), Bjorn Hocke, calificó de "vergüenza" el monumento al genocidio judío de Berlín

Múltiples muestras de estupor y repudio cosecharon ayer en Alemania las declaraciones que hizo un alto dirigente del emergente partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD), cuando calificó al monumento a las víctimas del genocidio judío en Berlín como "monumento a la vergüenza". "Nosotros los alemanes, es decir nuestro pueblo, somos el único pueblo en el mundo que levantó un monumento a la vergüenza en el corazón de su capital", criticó Bjorn Hocke, líder de AfD, en un mitin celebrado la noche del martes en la ciudad de Dresde, bastión ultraderechista en el este germano.

El político de derecha comparó además a la canciller Angela Merkel con el fallecido jefe de la desaparecida Alemania comunista Erich Honecker, del que, dijo, no se diferenciaba "ni por su actitud ni por su fraseología llena de palabras huecas". El xenófobo Hocke aseguró por otro lado ante la juventud de su partido en Dresde que el estado de ánimo de los alemanes ha sido hasta ahora el de "un pueblo vencido brutalmente" y criticó duramente la orientación de la enseñanza de la historia alemana. El pasado de su país, dijo, es "vilipendiado y ridiculizado" en lugar de "acercar a la nueva generación a los grandes benefactores, los filósofos conocidos, los músicos, los descubridores e inventores geniales de los que tantos tenemos". Y agregó, con soberbia: "Quizás muchos más que cualquier otro pueblo en este mundo".

Con su discurso de tintes xenófobos, los populistas de derecha han cobrado alas en Alemania desde la llegada masiva de refugiados en 2015. Las encuestas para las elecciones generales de septiembre les auguran hasta 12 por ciento de los votos. Los socialdemócratas y los verdes, así como el Consejo Central de los Judíos de Alemania, condenaron las declaraciones de Hocke. El vicepresidente del Partido Socialdemócrata (SPD), Ralf Stegner, fue rotundo en la red social Twitter: "¡No le demos influencia a la chusma neonazi!".

En Alemania, la apología del nazismo o la negación del genocidio judío (y de gitanos, izquierdistas, homosexuales y discapacitados, entre otros) es un delito castigado con penas que pueden ir desde una multa hasta los cinco años de cárcel.

El presidente del Consejo Central de los Judíos de Alemania, Josef Schuster, se mostró conmocionado. "La AfD muestra su verdadero rostro con estas palabras antisemitas y sumamente misantrópicas", se indignó. "Nunca hubiera osado imaginarme que 70 años después de la Shoa (Holocausto) serían posibles declaraciones de este tipo de boca de un político en Alemania", concluyó.

El Monumento al Genocidio de los Judíos de Europa, uno de los lugares más visitados de Berlín, es un espectacular laberinto de 2.700 bloques de hormigón de diferentes tamaños que recuerda la memoria de los seis millones de judíos asesinados por la Alemania nazi.

El monumento erigido en 2004 según el diseño del arquitecto estadounidense Peter Eisenman despertó polémicas debido a su inmenso tamaño y al dinero que demandó. Además, los trabajos fueron paralizados temporalmente por la participación en la construcción del grupo químico Degussa, que fabricó durante la Segunda Guerra Mundial el gas letal Zyklon B, utilizado para asesinar judíos en campos de concentración.

Elecciones generales en septiembre

Alemania celebrará elecciones generales el 24 de septiembre, en las que la canciller Angela Merkel buscará un cuarto mandato. La puja electoral será la primera después de que más de un millón de refugiados llegasen al país. Si bien Merkel sigue siendo la política más popular de Alemania, la crisis de los refugiados podría costarle muchos votos. Los alemanes pasaron de la euforia inicial al desencanto, especialmente después de que solicitantes de asilo perpetrasen atentados, el último de los cuales causó la muerte de 12 personas en un mercado navideño en Berlín.

Comentarios