El Mundo
Jueves 13 de Abril de 2017

Otros dos muertos y saqueos en Venezuela

La tensión política continuó en ascenso ayer en Venezuela.

La tensión política continuó en ascenso ayer en Venezuela, donde se reportaron al menos otros dos muertos y varios heridos en manifestaciones contra el gobierno, saqueos de comercios, el aumento a más de 150 de las personas privadas de libertad por participar de protestas en lo que va del mes y hasta un roce entre militantes oficialistas y opositores dentro de una Iglesia Católica, en plena misa. En ese contexto, se desconocía el paradero de tres de las cinco personas —dos de ellas, menores de edad— arrestadas el martes en San Félix, Estado Bolívar, donde al presidente Nicolás Maduro le arrojaron huevos, tomates y otros objetos cuando se disponía a pronunciar un discurso.

Un hombre de 36 años y un niño de 14 murieron por impactos de bala la noche del martes en Barquisimeto, capital del Estado Lara. El gobernador Henri Falcón afirmó que esos episodios dejaron además 12 heridos de bala, pero el Ministerio Público solo admitió uno. "Pasaron 80 motorizados (motociclistas) disparando de manera indiscriminada contra la gente" que protestaba contra el gobierno central, dijo Falcón, quien sostuvo que los hechos de la noche del martes configuran una situación de "preguerra".

Los dos muertos el martes elevaron a cinco la cantidad de víctimas fatales en relación con las protestas registradas este mes. Dos jóvenes, de 19 y 20 años, murieron baleados en Caracas el jueves pasado y Valencia, la capital del Estado Carabobo, este lunes, respectivamente, y una mujer de 87 falleció en Caracas, también el lunes, por "insuficiencia cardíaca a causa de la inhalación de gases lacrimógenos".

El gobernador chavista de Carabobo, Francisco Ameliach, confirmó que el estudiante Daniel Queliz "falleció por impacto de bala de un arma asignada a un policía de Carabobo". Asimismo, el martes se registraron disturbios y saqueos de comercios en barrios del oeste de Caracas y en la vecina Guarenas, en incidentes que dejaron al menos tres heridos. "Hay que denunciarlos y condenarlos; quieren desvirtuar las razones legítimas del pueblo", advirtió el gobernador del Estado Miranda Henrique Capriles.

Las diferencias entre el chavismo y la oposición alcanzaron un nivel de enfrentamiento tal que llegaron a la basílica de Santa Teresa, en Caracas, durante la tradicional misa del miércoles de Semana Santa, cuando simpatizantes oficialistas y adversarios reaccionaron con consignas opuestas a la homilía del cardenal Jorge Urosa.

Comentarios