El Mundo
Martes 23 de Mayo de 2017

Otro joven asesinado en una marcha en Venezuela

Un joven murió ayer en el suroccidente de Venezuela tras resultar herido por arma de fuego durante una manifestación, con lo que se elevan a once los fallecidos en la última semana como resultado del agravamiento de la represión y la multiplicación de las protestas contra el gobierno chavista de Nicolás Maduro.

Yorman Bervecia, de 19 años, falleció en un ambulatorio de la ciudad de Barinas, adonde ingresó luego de sufrir una herida en el pecho por disparo de arma de fuego durante una movilización que fue reprimida por la Guardia Nacional y la policía, indicó el diputado opositor Freddy Superlano desde el lugar. La muerte del joven ocurrió durante una nueva jornada de protestas que convocó la oposición en Caracas y numerosas otras ciudades para exigir la apertura de un canal humanitario que permita el ingreso de medicinas y hacer frente a la crisis que enfrenta el sector salud por la escasez de medicamentos e insumos en los hospitales, que según los gremios del sector supera el 90 por ciento. El gobierno echa la culpa de todos estos males, así como de la escasez crónica de alimentos, a la presunta "guerra económica" de la "ultraderecha" como llama a toda la oposición.

Dilfren Jiménez, un enfermo renal de 16 años, ingresó la noche del domingo a las estadísticas de fallecidos por la crisis del sector de salud. Jiménez murió a consecuencias de una contaminación que adquirió a inicios de año en la unidad de nefrología de un hospital infantil del norte de Caracas y la falta de antibióticos para tratar las infecciones, dijo Francis Moreno, tía del adolescente fallecido. El caso de Jiménez y otras personas que han muerto en los últimos meses por la falta de medicinas llevó ayer a varios miles de manifestantes, médicos y enfermeros, vestidos con batas blancas, a tomar calles de Caracas. Pero también ellos fueron reprimidos duramente.

Comentarios