El Mundo
Sábado 04 de Febrero de 2017

Otro ataque terrorista conmociona a París, esta vez el objetivo fue el Louvre

Un egipcio armado con un machete atacó a cuatro militares al grito de "Alá es grande". Resultó herido de cinco tiros. Evacuaron el museo.

Un egipcio armado con un machete atacó a una patrulla militar al grito de "Allahu akbar" (Alá es grande) en un sector del Museo del Louvre en París. Aunque las autoridades subrayaron que el ataque ocurrió en un sector comercial vecino al Louvre, imágenes tomadas por turistas indican que el terrorista logró ingresar al museo. Recibió cinco disparos y quedó herido de gravedad. Uno de los soldados fue herido levemente. El incidente volvió a encender las alarmas en París, ciudad que ha sido víctima de graves atentados terroristas de matriz islámica. Por este motivo, el turismo ha caído en la Ciudad Luz, así como las visitas al Louvre. El presidente francés, François Hollande, dijo que hay "pocas dudas" de la "naturaleza terrorista" del ataque.

El atacante llevaba dos mochilas. En ellas se encontró una segunda arma blanca: un cuchillo de tipo militar de gran tamaño. Un posible cómplice fue detenido e interrogado. El nombre del terrorista herido es Abdallah El-Hamahmy, un egipcio de 29 años que había ingresado a Francia desde Dubai con una visa turista el pasado 26 de enero. En Dubai había tramitado la visa para entrar no sólo en Francia sino en todo el "espacio de Schengen", que involucra a numerosos países de la Unión Europea. El terrorista ingresó con facilidad, dado que era totalmente desconocido para los servicios de inteligencia. En una de las mochilas se halló además un celular y el visado. El documento indicó la identidad y nacionalidad del extremista, nacido en Egipto en 1988. La policía realizó más tarde un allanamiento en un domicilio de París correspondiente al que figura en la visa. El terrorista "reside en los Emiratos Arabes Unidos", informó la fiscalía. La visa era válida del 20 de enero al 20 de febrero, indicó un fiscal. "El 26 de enero, llegó al aeropuerto Paris-Charles de Gaulle proveniente de Dubai", agregó. El pasaporte fue encontrado durante el allanamiento del departamento que alquilaba, en el prestigioso barrio Octavo de París, no lejos de los Campos Elíseos.

El ataque contra los soldados se produjo en unas escaleras que llevan desde una plaza al lado del museo a un centro comercial subterráneo, el "Carrousel du Louvre", que forma parte del complejo del Louvre. Es decir, ya dentro del Louvre. En un primer momento los soldados intentaron reducir al atacante con técnicas de lucha. Al no conseguirlo, uno de ellos efectuó los disparos. El terrorista fue traslado al hospital y estaba consciente a su llegada. Un soldado fue herido levemente en la cabeza. Hubo corridas y escenas de pánico entre los turistas.

Tras el ataque, toda el área fue acordonada y se registró una fuerte presencia policial y de soldados. El enorme Museo del Louvre fue evacuado y cerrado. Unas mil personas que se encontraban visitándolo debieron retirarse bajo la custodia de policías armados con fusiles. Policías armados con ametralladoras patrulllaban los pasillos vacíos del Louvre luego de la evacuación. Imágenes tomadas por turistas muestran a un hombre en el suelo custodiado por dos uniformados armados con fusiles. Grandes piezas de arqueología evidencian que se trata de una sala del Louvre. La imagen demostraría que el terrorista realizó su ataque dentro del museo.

Una vez más, un ataque terrorista islamista quebró la vida normal de París, como en los atentados de noviembre de 2015 contra un teatro, restaurantes de los boulevares y el Estadio de Francia mientras jugaba la selección nacional. Esa terrorífica noche hubo más de 130 muertos por obra de una célula terrorista islámica. El museo anunció que hoy reabrirá sus puertas. El Louvre, visitado cada año por millones de personas, ha perdido público por el temor a los atentados terroristas.

Antecedentes y efectos políticos

Francia fue víctima en los últimos años de sistemáticos atentados terroristas, todos de matriz islamista, por lo que en toda la nación rige el estado de excepción. Soldados patrullan los lugares más transitados. Desde inicios de 2015 fueron asesinadas 238 personas en atentados terroristas en todo el país. Los ataques a la redacción del semanario Charlie Hebdo en enero de 2015 (12 muertos) y el de un terrorista tunecino en Niza el pasado 14 de julio, que dejó 130 muertos en el día nacional de Francia, figuran entre los peores. El patrón es evidente: los terroristas son extranjeros, de países con fuerte movimiento islámico radicalizado, o bien franceses musulmanes de origen árabe. Estos datos llevan agua al molino de la candidata presidencial de extrema derecha Marine Le Pen, enemiga declarada de la inmigración, en especial de la musulmana. Que el terrorista de ayer haya conseguido una visa válida para todo el espacio de Schengen le dará más fuerza a las críticas de Le Pen.

El presidente estadounidense, Donald Trump, también reaccionó a lo ocurrido en París. "Un nuevo terrorista radical islámico acaba de atacar en el Museo del Louvre en París. Los turistas fueron encerrados dentro. Francia vuelve a estar en el abismo. SÉ INTELIGENTE EEUU", tuiteó el mandatario republicano.

En la región de París, la más poblada de Francia, hay desplegados 3.500 soldados. Tras los ataques de los últimos años se vio resentido el sector turístico en París. El Museo del Louvre registró un 15 por ciento menos de visitas en 2016 que el año anterior.

afuera. Un millar de turistas debió evacuar el Louvre.

Comentarios