guerra y terrorismo
Lunes 04 de Julio de 2016

Otra masacre del Estado Islámico, ahora en Bagdad: 130 muertos

Un suicida se voló con un camión en un distrito comercial de la capital de Irak. Sería en respuesta a la pérdida de la ciudad de Fallujah

El Estado Islámico causó una masacre de civiles en el corazón de Bagdad con un camión bomba. Más de130 civiles fueron muertos por el tremendo atentado, perpetrado un domingo que conmemoraba el inminente final del mes de ayunos del Ramadán en un distrito comercial shiíta. Una segunda explosión dejó otros cinco muertos. El Estado Islámico (Isis, por sus siglas en inglés) viene de perpetrar dos espectaculares atentados, en Estambul, el martes pasado, con un saldo de 45 muertos, y en Bangladesh el fin de semana, con 28 fallecidos.

El ataque en Bagdad fue el más mortífero en los últimos meses en la sufrida capital de Irak. Ocurrió pese a una serie de recientes triunfos contra los extremistas en el campo de batalla, como la captura de la estratégica ciudad sunita de Fallujah. Su respuesta ha sido esta serie de atentados suicidas en la retaguardia del enemigo, tanto en Irak como en Turquía.

El camión térmico del terrorista suicida iba repleto de explosivos y metralla. Lo voló frente a una popular heladería en una zona comercial muy concurrida, el distrito shiíta de Karada. Mató inicialmente a 115 personas e hirió a 187. Luego las cifras de fallecidos superarían rápidamente los 130, con unos 200 heridos. Entre los muertos se registraban muchos niños y mujeres. Había además al menos 12 personas desaparecidas.

El distrito céntrico de Karada es una importante zona comercial de Bagdad. Hay allí negocios de ropa, joyas, restaurantes y numerosos bares. El distrito estaba repleto de gente que festejaba anticipadamente la llegada, el miércoles venidero, el Eid al-Fitr, el final del Ramadán. La mayoría de las víctimas estaba dentro de un centro comercial de varios pisos, donde muchas personas fallecieron quemadas o sofocadas. Al Jazeera agregó que en Karada había mucho público en los bares mirando la Euro Copa. Karada es predominantemente shiíta.

El peor en un año. Se trata del peor atentado en Irak desde julio de 2015 y uno de los peores en más de una década de guerra e insurgencia. "Fue como un terremoto'', describió Karim Sami, comerciante de 35 años. "Iba para mi casa cuando vi una bola de fuego con un explosión estruendosa. Estaba tan asustado qué regresé y comencé a llamar por teléfono a mis amigos, pero nadie respondió''. Uno de sus amigos murió, otro está herido y un tercero desaparecido.

El Estado Islámico reivindicó el ataque en un comunicado en internet, recalcando que atacó deliberadamente a los musulmanes shiítas, a los que considera "infieles". "En el marco de las permanentes operaciones de seguridad de los soldados del califato en la ciudad de Bagdad, el hermano Abu Maha al Iraqui logró hacer estallar su camión bomba en una concentración de renegados (shiítas)", reseña el comunicado.

El analista de Al Jazeera Imran Khan señaló que "hemos visto al Isis hacer esto una y otra vez. Meses atrás conversé con la comunidad comercial de Karada y estaban enojados con el gobierno por no ser capaz de proveerles seguridad. Aunque la batalla de Fallujah puede haber terminado, esto muestra que si se corre al Isis de un área, ellos aparecen en otra. Este problema no desaparecerá por tomarle territorio al Isis. Se necesita trabajo policial, inteligencia, no sólo una operación militar. Siempre habrá simpatizantes del Isis en Bagdad que tratarán de lanzar ataques como este. Por esto, si este ataque fue grande, no fue algo inusual".

En otra zona de Bagdad, una bomba a la orilla del camino estalló en el barrio shiíta de Shaab, matando a cinco personas e hiriendo a 16.

Visitante no bienvenido. Horas después, el primer ministro de Irak visitó la zona. Una multitud enfurecida acusó al primer ministro Haider al-Abadi de "ladrón''. El personal del gobierno vive atrincherado en la Zona Verde creada por EEUU durante la ocupación, con fortísimos controles de seguridad, en agudo contraste con el resto de la población.

Los atentados se producen una semana después de que las fuerzas de Bagdad liberaran Fallujah, ciudad sunita de ubicación estratégica en la provincia central de Anbar, que estaba controlada por el Isis. En el último año, las fuerzas iraquíes han retomado Ramadi, Hit y Rutba, todas ciudades de Anbar.

Antes del atentado de ayer, ya el primer ministro enfrentaba un creciente descontento social y se registraban protestas ante la falta de seguridad. En un mes, la Zona Verde de Bagdad fue atacada dos ocasiones por manifestantes.El Estado Islámico controla todavía Mosul, la segunda ciudad de Irak.

Comentarios