El Mundo
Jueves 05 de Enero de 2017

Opositor venezolano sale libre y pide unos "acuerdos mínimos"

El ex gobernador Rosales estuvo seis años en el exilio y luego uno en la cárcel. En libertad condicional, plantea "ceder en los dos bandos"

El ex candidato presidencial opositor Manuel Rosales, liberado en víspera de Año Nuevo tras pasar más de un año detenido, aseguró que es necesario establecer "acuerdos mínimos" con el gobierno de Nicolás Maduro para solucionar la aguda crisis de Venezuela. Rosales era hasta hace pocos días uno del más de centenar de presos políticos que hay en Venezuela bajo el gobierno chavista. Sigue sin embargo en régimen de libertad condicional.

"Si queremos recuperar a Venezuela hay que establecer condiciones y acuerdos mínimos, hacer concesiones, ceder y conquistar espacios en los dos bandos", declaró Rosales en la puerta de un tribunal en Caracas, en compañía de varios opositores. El dirigente político de 64 años, detenido el 15 de octubre de 2015 tras regresar de seis años de exilio en Perú, tiene prohibido salir del país y debe presentarse cada 15 días ante la Justicia, aunque le fueron restituidos sus derechos políticos.

Rosales, quien estaba bajo arresto domiciliario y fue liberado junto con otros seis políticos opositores encarcelados, evitó opinar sobre si la oposición debe acudir el 13 de enero a una nueva ronda de diálogo que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el gobierno habilitaron el 30 de octubre, bajo auspicios del Vaticano y la Unasur. Hasta ahora, ese diálogo no dio frutos pero sí logró dividir a la MUD, con gran beneficio de Maduro. "Es un tema que lo definen los actores que integran todo ese proceso, lo que sí estoy claro es que en la discusión los acuerdos mínimos son fundamentales", subrayó Rosales. La MUD congeló las conversaciones en diciembre, ante la evidente falta de avances. El Vaticano también criticó la actitud dilatoria del gobierno en una carta del nuncio y enviado papal, monseñor Pietro Parolin.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, quien acompañó a Rosales al tribunal, aseguró que hasta ahora no se ha acordado acudir a la próxima cita del diálogo, pese a la excarcelación de 17 presos políticos. Rosales, líder del partido Un Nuevo Tiempo —que apoya el diálogo—, dijo confiar en que la oposición, pese a sus divisiones, logrará un cambio de gobierno "en la primera oportunidad electoral" que se presente. Este sector dialoguista cree que el chavismo aún puede aceptar, bajo presion internacional, el reto de las urnas. Los más duros se han convencido en cambio de que el régimen ya no está en condiciones de pasar la prueba de unas elecciones y que por esto ha vetado o postergado todas las pruebas electorales en 2016.

"Vamos a asumir el poder, pero pensar que eso significa que vamos a destruir y acabar a la otra posición es una mentira", afirmó Rosales, ex gobernador del estado de Zulia, ex alcalde de Maracaibo, segunda ciudad del país y ex diputado. Cuando debió huir exiliado a Perú en 2009 Rosales era la primera figura de la oposición y muy perseguido por la justicia chavista. Hoy es una figura más dentro de la oposición.

Con el diálogo, la MUD pretendía reactivar el referendo revocatorio contra Maduro o adelantar las elecciones presidenciales de 2018, todo lo cual es descartado por el chavismo. El organismo electoral, totalmente en manos del chavismo, vetó definitivamente el revocatorio en connivencia con tribunales penales de nivel local. "Los políticos no podemos estar pensando solamente en la silla. Hay que pensar en las alternativas para salir de este desastre", manifestó Rosales cuando se le preguntó si buscará de nuevo la gobernación de Zulia, estado del que fue gobernador entre 2000 y 2008.

Comentarios