El Mundo
Viernes 31 de Marzo de 2017

Operación Lava Jato: 15 años de cárcel para Eduardo Cunha en Brasil

Otrora uno de los políticos más poderosos del país, está condenado por lavado de dinero y evasión de divisas. Fue el impulsor del impeachment a Dilma

El ex presidente de la Cámara de Diputados de Brasil e impulsor del juicio político que destituyó a la mandataria Dilma Rousseff, Eduardo Cunha, fue condenado ayer a 15 años y cuatro meses de prisión por corrupción, lavado de dinero y evasión de divisas por el juez de primera instancia Sérgio Moro, en el contexto del escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras. Cunha está detenido en Curitiba, estado Paraná, luego de haber sido expulsado de la Cámara baja el año pasado, tras haber sido llamado el "comandante" del proceso de destitución de Rousseff, y ser un aliado clave para la asunción de Michel Temer a la presidencia. El ex diputado dijo en una carta a los medios desde su celda que Moro "es un justiciero político" que lo usa como "trofeo de guerra". Dirigente del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), Cunha fue condenado por Moro, a cargo de la operación Lava Jato para acusados sin fueros, por haber recibido 1,5 millón de dólares por intermediar un negocio de Petrobras en Benín, en el continente africano. El ex titular de Diputados está siendo procesado en otras dos causas de Lava Jato.

El juez dijo que el contrato por el que fue condenado Cunha "generó una pérdida de 77,5 millones de dólares". La defensa de Cunha apelará la sentencia. Cunha, del PMDB, autorizó en diciembre de 2015 la apertura de un juicio político contra Rousseff luego de que la entonces mandataria se negara a defenderlo en una comisión parlamentaria de las acusaciones de corrupción y del ocultamiento de cuentas en Suiza.

La sentencia se anunció en un clima político enrarecido por el avance de dos investigaciones con potencial devastador. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) debe juzgar la semana próxima un recurso contra la fórmula Rousseff-Temer en los comicios de 2014, por presunto beneficio de dinero ilegal del fraude a Petrobras. La invalidación de la elección podrá difícilmente sacar a Temer del poder antes del fin del mandato en diciembre de 2018, porque caben recursos; pero podría debilitar al ya impopular mandatario, que busca aprobación de polémicas medidas de austeridad para sanear las cuentas del país, sumido en la peor recesión de su historia.

Al mismo tiempo, se aguarda el levantamiento del secreto de sumario de 83 expedientes que contienen denuncias contra un centenar de políticos mencionados por 77 ex ejecutivos de Odebrecht. Esa empresa es una de las principales involucradas en el esquema revelado en 2014 por la operación Lava Jato, sobre los sobornos pagados a partidos y políticos para obtener contratos en la estatal Petrobras. Los pedidos de acusación enviados por el fiscal general Rodrigo Janot incluyen a nueve ministros de Temer y a los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado, así como a políticos de prácticamente todos los partidos.

A prisión. La defensa del ex presidente de Diputados apelará el fallo.

Comentarios