El Mundo
Viernes 10 de Marzo de 2017

Ola de recursos contra el veto migratorio

Los Estados de Washington y Nueva York anunciaron ayer que presentarán un recurso contra el nuevo veto migratorio del presidente Donald Trump.

Los Estados de Washington y Nueva York anunciaron ayer que presentarán un recurso contra el nuevo veto migratorio del presidente Donald Trump. El fiscal general de Washington, Bob Ferguson, aseguró que el nuevo decreto se asemeja demasiado a la versión anterior, que fue frenada por la Justicia. Ferguson consideró por ello que los actuales recursos interpuestos por los tribunales también deberían regir para la nueva orden ejecutiva.

El lunes, Trump firmó una versión revisada del veto migratorio que prohíbe el ingreso al país de ciudadanos de varios países de mayoría musulmana, después de que un tribunal bloqueara el primer decreto. La nueva orden ejecutiva entrará en vigor el 16 de marzo.

Los ciudadanos de Irán, Yemen,Libia, Siria, Somalia y Sudán no podrán entrar a Estados Unidos al menos por 90 días. Además, el decreto suspende el programa de refugiados por 120 días. Los que cuentan con una "greencard" (permiso de trabajo) u obtuvieron una visa antes de la entrada en vigor del veto están excluidos de la medida.

Hawai, el primero

Ferguson indicó que Minnesota y Oregon quieren sumarse a la demanda y podrían ser aún más. El primero en presentar un recurso contra la nueva orden ejecutiva fue Hawai. El fiscal general de Hawai, Doug Chin, anunció el miércoles que había presentado una demanda de suspensión provisional de este nuevo texto, firmado por el mandatario.

James Robart, un juez federal de Seattle (Estado de Washington) bloqueó temporalmente el 3 de febrero la aplicación de la primera versión del decreto en todo el territorio estadounidense, alegando que provocaría "un perjuicio irreparable". Posteriormente, la Corte de Apelaciones de San Francisco decidió mantener la suspensión, al considerar que el gobierno no había demostrado la inminencia de graves riesgos para la seguridad de EEUU.

En esa ocasión, el secretario de Justicia, Jeff Sessions, alegó que 300 personas que habían entrado a EEUU con estatuto de refugiado eran objeto de una investigación del FBI por terrorismo, aunque no precisó si estos individuos procedían de los países afectados por el decreto. El nuevo texto, que entrará en vigor el 16 de marzo.

Comentarios