El Mundo
Viernes 04 de Agosto de 2017

Odebrecht deja al vice de Ecuador contra las cuerdas

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, aseguró que no renunciará a su cargo, luego de que el presidente Lenín Moreno le retirara sus funciones, en una máxima escalada del distanciamiento de las dos autoridades en el marco de investigaciones por el caso Odebrecht.

"Seguiré trabajando con la misma fuerza", dijo Glas al señalar que continuará ejerciendo la vicepresidencia, cargo al que llegó en elecciones de segunda vuelta junto a Moreno el 2 de abril. El decreto de retiro de funciones "lo voy a colgar en la sala de mi casa", dijo rodeado de dirigentes del movimiento oficialista Alianza Pais y algunos legisladores, ante quienes aseguró sentirse "liberado". "Soy vicepresidente electo constitucional de la república y yo terminaré mi mandato", aseveró.

Glas se quejó de que fue impedido de utilizar el avión presidencial y restó importancia al hecho de que le retiren la oficina y la seguridad. Glas tenía la responsabilidad de proseguir con el "cambio de la matriz productiva ecuatoriana y liderar directorios", entre ellos el relativo a la reconstrucción de las regiones asoladas por el terremoto de abril del año pasado. Estas funciones le fueron retiradas. Es el primer desenlace de la ruptura entre las autoridades, por las investigaciones sobre Odebrecht, que involucraron a un tío del vicepresidente como principal receptor de las coimas. Glas reprocha a Moreno supuestos acercamientos con políticos de derecha.

Comentarios