El Mundo
Viernes 16 de Junio de 2017

Odebrecht cobró sobreprecios por u$s 6.000 millones

El cálculo se limita a solo 7 de los 12 países donde operó la empresa. En Argentina habría cobrado indebidamente otros 2.000 millones de dólares

Las prácticas corruptas de la constructora brasileña Odebrecht costaron sobreprecios por más de 6.000 millones de dólares en siete de los países implicados en la trama, según una investigación realizada por varios medios del continente. En el caso de Argentina, que aparece en una publicación anexa a la principal, se afirma que las coimas y sobrecostos indebidos habrían llevado los pagos de 889 millones de dólares a unos 3.000 millones de dólares.

En el caso de los siete países investigados por el pool periodístico liderado por el diario brasileño Folha de Sao Paulo, la principal causa de la fenomenal cifra de 6.000 millones de dólares radica en sobreprecios facturados en los contratos, después de que Odebrecht ganara licitaciones de obras públicas. Los siete países de los 12 en los que que Odebrecht admitió haber pagado sobornos durante años son Perú, México, Ecuador, Colombia, Venezuela, Panamá y Mozambique.

La investigación "abarca más de 50 contratos de Odebrecht fuera de Brasil" y fue realizada por 20 periodistas de 11 países de América latina y Africa, en un proyecto coordinado por Folha junto con el portal de periodismo de investigación peruano "Convoca". Los aumentos de preciso se dieron a menudo a través de "agregados (en los contratos), extensiones de plazos o alteraciones de obras de ingeniería realizadas después de que las licitaciones fueran ganadas por Odebrecht. Esas situaciones condujeron en general a la necesidad de más obras, aunque estás no pasaron nunca por convocatorias públicas", agregó.

Odebrecht fue hasta este escándalo la constructora más grande de América latina. La compañía admitió en diciembre haber pagado desde 2001 sobornos por más de 785 millones de dólares en 12 países, diez de ellos de América Latina y dos de frica. Lo hizo ante autoridades de Estados Unidos, como un modo de aligerar los cargos penales. A través de los pagos ilícitos, Odebrecht se aseguró enormes contratos de infraestructura pública.

El escándalo se destapó en Brasil, en la investigación conocida como "Lava Jato", que empezó hace tres añosen torno a una trama corrupta entre políticos y varias empresas para repartirse contratos de la petrolera estatal Petrobras. Odebrecht vio cómo era detenido su dueño, Marcelo Odebrecth, el que fue condenado a 19 años de prisión, pero negoció una reducción de la pena a cambio de su colaboración. Al menos otros 76 altos directivos de Odebrecht siguieron el mismo camino, así como de Petrobras. Esta catarata de "delaciones premiadas" permitió al juez federal Sergio Moro desmontar la trama en torno a Petrobras. Desde entonces el foco se trasladó a Odebrecht. La empresa fue condenada este año a pagar una multa récord de 2.600 millones de dólares a Brasil, Suiza y Estados Unidos.

El escándalo de Odebrecht causó un terremoto político en la región. La Justicia de Perú, uno de los países que más activamente investiga el caso, busca con orden de captura internacional al ex presidente Alejandro Toledo (2001-2006) por cargos de que cobró un soborno de 20 millones de dólares. La investigación de Folha no incluye a Venezuela, donde según la propia empresa puso los mayores sobornos, rozando los 100 millones de dólares. El gobierno chavista no ha dado ningún paso importante para descubrir la trama corrupta.

La rama argentina

En Argentina, Odebrecht pagó coimas por más de 34 millones de dólares según su propia confesión, pero investigadores creen que los pagos ilícitos superaron los 100 millones. Dentro del trabajo del grupo peruano Convoca, se publica una investigación de una periodista argentina, Emilia Delfino, del diario Perfil. "¿Cómo se transforma una licitación por 889 millones de dólares en un contrato por 3.000 millones de dólares?", se pregunta. "Las autoridades argentinas, Odebrecht y sus socias lo hicieron", responde. La periodista menciona como mecanismos de corrupción "modificaciones en la ingeniería del proyecto; corrección de los proyectos originales; nuevas obras dentro de la obra; cuestiones de «practicidad»; cuestiones impositivas; prolongación del plazo de la obra", como razones oficiales para que los tres principales contratos de Odebrecht y sus socias en la Argentina terminaran costando más del triple de lo proyectado. La ampliación de dos gasoductos, el soterramiento del ferrocarril Sarmiento y una planta potabilizadora, son las obras mayores y que canalizaron ese enorme volumen de dinero. Actualmente el gobierno de Mauricio Macri negocia con la empresa un acuerdo que permita regularizar su situación a cambio de reintegrar el dinero y acusar a los funcionarios responsables. El período en que se contrataron las obras va de 2003 a 2016, asegura Perfil, es decir, los 12 años de gobierno del kirchnerismo y el primero de Macri. También está muy implicada la empresa constructora Iecsa, de la familia de Macri.

el jefe. Marcelo Odebrecht está preso y fue condenado a 19 años.

Comentarios