El Mundo
Sábado 17 de Diciembre de 2016

Obama le reclamó a Putin que frenara el pirateo informático contra EEUU

Lo hizo durante la cumbre del G-20 de septiembre en China. El hackeo se realizó con el objetivo de favorecer a Trump en las elecciones.

La Casa Blanca acusó al presidente ruso Vladimir Putin de estar detrás de los ataques informáticos que interfirieron en las elecciones estadounidenses y prometió represalias, una denuncia que Moscú calificó como "indecente". Al informar sobre represalias contra Rusia tras atribuirle responsabilidad directa en los ciberataques electorales, Washington elevó aún más la tensión existente entre las dos potencias nucleares. Durante la conferencia de fin de año celebrada ayer, el presidente Barack Obama dijo que habló directamente la cuestión con Putin al margen del encuentro de jefes de Estado del G-20 realizado en septiembre de este año en China. Afirmó que le dijo a Putin que "termine o va a haber serias consecuencias si no lo hace". Asimismo, defendió el modo en que su administración manejó la brecha de seguridad, al afirmar que fue manejado "de la manera en que debió haberse manejado".

Obama realizó estas declaraciones en medio de informes del FBI y la CIA que coinciden en señalar que el hackeo fue realizado con el objetivo de favorecer a Donald Trump en la elección presidencial. No obstante, Obama consideró que el hackeo ruso a los servidores del Partido Demócrata para afectar en el resultado de las elecciones generales de noviembre pasado, no quitó legitimidad a la votación. "Puedo asegurar al pueblo estadounidense que no hubo manipulación de los sistemas de votación que temíamos. Los votos se contaron de manera apropiada y las máquinas de votación no fueron afectadas", dijo Obama.

Desafío del Kremlin

Más temprano, el gobierno ruso desafió a las autoridades de Estados Unidos a probar sus acusaciones de que el Kremlin estuvo involucrado en los ataques. "Deberían dejar de hablar de eso o presentar algún tipo de prueba. De otro modo empezará a parecer poco creíble", dijo el portavoz de Putin, Dimitri Peskov, en declaraciones reproducidas por la agencia de noticias TASS. Peskov había calificado antes a las acusaciones como sin fundamento y un "sinsentido ridículo", tras una información de la cadena NBC que afirmaba que Putin estuvo personalmente involucrado en un presunto hackeo por parte de Rusia. El informe de NBC indicó que autoridades anónimas de Estados Unidos afirmaron que el mismo Putin estuvo involucrado en la filtración del material del Partido Demócrata obtenido por los hackers. Las autoridades estadounidenses, cuyos nombres no fueron divulgados, dijeron que el conocimiento del caso llegó a través de espías y fuentes diplomáticas.

Acusación de Hillary

Por su parte, la ex candidata demócrata Hillary Clinton aseguró ayer que su derrota en las elecciones del 8 de noviembre se debió a la confluencia de dos eventos "sin precedentes": un ciberataque ruso y la reapertura de la polémica del manejo de sus comunicaciones digitales por parte del FBI. Clinton acusó a Putin de querer tomarse una revancha personal. "Eso no fue sólo un ataque contra mí o mi campaña", dijo la ex candidata en declaraciones reproducidas por el diario The New York Times. En su primera alusión pública sobre el tema, Clinton añadió que con los ataques contra el Partido Demócrata, Rusia busca socavar la democracia y la seguridad de Estados Unidos.

Comentarios