Política migratoria
Viernes 13 de Enero de 2017

Obama elimina la residencia automática a los cubanos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció ayer el fin de la política de que otorgaba la residencia permanente a los cubanos que pisaran suelo estadounidense. "Con efecto inmediato, los cubanos que intenten ingresar a Estados Unidos ilegalmente y no califiquen para ayuda humanitaria serán sujetos de deportación, de acuerdo con la ley de los Estados Unidos", anunció Obama. La medida pone fin a la política adoptada en 1995 y que devuelve a Cuba a los cubanos que intercepta en el mar ("pies mojados"), pero admite en Estados Unidos a los que logran tocar tierra ("pies secos").

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció ayer el fin de la política de que otorgaba la residencia permanente a los cubanos que pisaran suelo estadounidense. "Con efecto inmediato, los cubanos que intenten ingresar a Estados Unidos ilegalmente y no califiquen para ayuda humanitaria serán sujetos de deportación, de acuerdo con la ley de los Estados Unidos", anunció Obama. La medida pone fin a la política adoptada en 1995 y que devuelve a Cuba a los cubanos que intercepta en el mar ("pies mojados"), pero admite en Estados Unidos a los que logran tocar tierra ("pies secos").

A ocho días de dejar la Casa Blanca, el presidente, calificó la política de "pies secos, pies mojados" como perteneciente a "otra era" y aseguró que su fin contribuirá a normalizar las relaciones entre los antiguos rivales. La nota agrega que el gobierno cubano se comprometió a aceptar el retorno de los cubanos deportados, algo a lo que hasta ahora se había negado.

La política, conocida como "pies secos, pies mojados", es una enmienda a la Ley de Ajuste Cubano (CAA) de 1966, y fue implementada en 1995 durante la presidencia del demócrata Bill Clinton, en medio de un éxodo masivo de balseros cubanos. El fin de esta política es uno de los puntos del acuerdo por el cual Estados Unidos y Cuba iniciaron, en diciembre de 2014, un proceso para restablecer los lazos diplomáticos, y pone a los cubanos al mismo nivel que el resto de los inmigrantes latinoamericanos.

El presidente electo, Donald Trump, amenazó con poner fin al restablecimiento diplomático a no ser que el gobierno cubano firme con él "un acuerdo mejor".

Comentarios