El Mundo
Sábado 18 de Febrero de 2017

Nueva crisis entre España y Venezuela por virulentas palabras de Maduro

El secretario para Iberoamérica, Fernando García Casas, trasladó al embajador venezolano "el malestar del gobierno español" por "el lenguaje empleado, ofensivo, inaceptable e injusto".

Los insultos y amenazas que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dirigió ayer a su homólogo español, Mariano Rajoy, después de que éste pidiera la liberación de los opositores venezolanos presos provocaron una nueva crisis diplomática entre ambos países.

   España convocó al embajador de Venezuela, Mario Isea, después de que Maduro acusara a Rajoy de "bandido" y de que le advirtiera a él y a otros mandatarios extranjeros que "se le reventarán los dientes" si se meten con Venezuela y "si pretenden intervenirla". El secretario para Iberoamérica, Fernando García Casas, trasladó al embajador venezolano "el malestar del gobierno español" por "el lenguaje empleado, ofensivo, inaceptable e injusto". Recalcó, además, "la necesidad de un diálogo urgente, inclusivo y efectivo en Venezuela para la solución de los problemas de los venezolanos". A su vez, el titular de Exteriores de España, Alfonso Dastis, pidió: "El gobierno de Venezuela, en lugar de hacer declaraciones de un tono o de otro, lo que tiene que hacer es trabajar seriamente por restablecer el diálogo, por hacer avanzar la democracia en Venezuela y por mejorar la situación de los venezolanos", dijo Dastis. Las palabras de Maduro llegaron después de que Rajoy reclamara "justicia, derechos humanos y libertad para los presos políticos venezolanos" con motivo del tercer aniversario del encarcelamiento del líder opositor Leopoldo López.

Comentarios