El Mundo
Miércoles 05 de Abril de 2017

Nueva alarma

La estación de la matanza, Sennaya Ploschad, se volvió a cerrar ayer por una amenaza.

La estación de la matanza, Sennaya Ploschad, se volvió a cerrar ayer por una amenaza. "A las 11.21 se cerraron los accesos a Sennaya Ploschad para inspeccionar la estación tras un aviso anónimo de bomba", informó la empresa. Los trenes pasaron de largo por la estación, una de las más concurridas de la red, mientras afuera se concentraron bomberos, ambulancias y la brigada de explosivos.

Comentarios