crisis del modelo chavista
Lunes 15 de Agosto de 2016

Noventa mil venezolanos van a Colombia por comida

La frontera se reabrió el fin de semana luego de un año. De inmediato, una marea humana viajó en busca de los bienes más esenciales

La reapertura de la frontera entre Venezuela y Colombia luego de un año de cierre llevó a que una verdadera marea humana de venezolanos pasara este fin de semana hacia el país vecino en busca de alimentos. El desabastecimiento extremo que sufre Venezuela desde hace al menos dos años volvió así a evidenciarse con esta migración temporal de los venezolanos, ansiosos por llevarse alimentos básicos de vuelta a sus hogares. El cierre de la frontera había sido ordenado en agosto de 2015 por el gobierno del chavista Nicolás Maduro. La presión de la población venezolana finalmente llevó a la reapertura, decidida el viernes por los dos gobiernos.

Según la prensa venezolana, solo en las primeras 15 horas de frontera abierta pasaron más de 90.000 personas por alguno de los seis puntos habilitados. Las cifras son de las autoridades de migraciones de Colombia. Inicialmente, se había anunciado que solo habría cinco pasos, pero luego Colombia habilitó un sexto paso: el puente Francisco de Paula Santander, en el sector de El Escobal.

Luego de un verdadero aluvión humano el sábado, en las primeras horas de apertura, ayer el tránsito de ciudadanos de Venezuela a Colombia era con "más calma". El sábado, cuando fue reabierta la frontera, cruzaron el límite al menos 58.000 venezolanos, muchos de los cuales no regresaron, informaron ayer fuentes oficiales colombianas. "No ha habido hoy una entrada masiva como el sábado; hoy hay más calma; así va a ser durante todo el día y gradualmente va a ser así durante los próximos días", afirmó el defensor del pueblo del departamento colombiano Norte de Santander, Jorge Villamizar. El funcionario explicó que los venezolanos "de pronto pensaron que (la reapertura de la frontera) era por un solo día" y por eso el sábado "la gente se aglomeró y vino bastante gente". También la defensoría del estado venezolano de Táchira indicó en Twitter que estaba verificando una "tendencia a normalizar flujo y procesos" en el movimiento fronterizo.

El conflicto fronterizo planteado por Maduro se conjugó de la peor manera con la creciente carestía de bienes de toda clase que padece Venezuela. El país está en plena hiperinflación: se estima que este año superará el 700 por ciento.La grave situación es caracterizada como "crisis humanitaria". Durante una visita a Argentina la semana pasada, Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, dijo estar "muy preocupado" porque en Venezuela "las necesidades básicas no pueden ser cubiertas, como la comida, el agua, la sanidad, la ropa, no están disponibles. Eso crea una crisis humanitaria en Venezuela".

Comentarios