El Mundo
Miércoles 17 de Mayo de 2017

Nicolás Maduro prorroga por séptima vez el estado de sitio en Venezuela

La medida es contraria a la Constitución, que sólo autoriza una extensión. Hubo otros 4 manifestantes muertos a tiros en menos de 48 horas

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, prorrogó por séptima vez mediante decreto el estado excepción vigente desde enero de 2016. El estado de excepción equivale al estado de sitio, y la medida se toma en medio de la mayor ola de protestas opositoras en años, que ha dejado al menos 43 muertos en mes y medio. Casi todos, caídos a manos de la represión estatal y paraestatal. Entre el lunes y ayer se registraron al menos cuatro fallecidos por la represión. La prórroga viola la Constitución, que establece la posibilidad de una sola extensión del estado de excepción. La oposición y los medios independientes no dieron demasiada importancia a la medida, que resulta una mera formalidad en un país en el que los tribunales militares enjuician en muchos casos a los manifestantes detenidos.

La prórroga se produce en medio de la ola de protestas contra su gobierno, cuya represión ya ha costado la vida de 43 personas según datos de la Fiscalía. Y se realiza pese a que la Constitución de 1999, la misma que Maduro pretende cambiar ahora, no permite más que una prórroga, de forma excepcional. Nada más producirse la publicación en Gaceta Oficial de la decisión gubernamental, se creyó que el decreto sumaría nuevas armas al chavismo para reprimir las protestas. Pero "es muy similar a los anteriores. No agrega mucho: poderes absolutos al gobierno", aclaró el jurista José Ignacio Hernández.

Maduro gobierna bajo estado de excepción, pese al rechazo del Parlamento, único poder controlado por la oposición e institución a la que corresponde por ley dar su aval. Cada una de las prórrogas ha sido validada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que se considera un mero "brazo jurídico" del chavismo.

El decreto de emergencia, además, ha facultado a Maduro para establecer "mecanismos excepcionales" a fin de fiscalizar, con apoyo de los militares, la producción, distribución y comercialización de alimentos básicos, artículos de higiene personal y medicamentos. Venezuela atraviesa una profunda crisis económica, con una severa escasez de alimentos y medicinas y una inflación que el FMI estima en 720 por ciento para este año, la más alta del mundo.

La Fiscalía General confirmó que cuatro personas murieron a tiros durante las manifestaciones desde el lunes aumentando a 43 el número de víctimas mortales luego de seis semanas de protestas. Otras fuentes llevan esa cuenta a 54. Ayer, un hombre de 32 años murió de un disparo en el estado de Miranda durante una manifestación. La víctima era un biólogo universitario. Otros tres muertos se produjeron el lunes, entre ellos un menor de 17 años y un joven de 18. En todos los casos fueron asesinados a balazos, dato que señala a los "colectivos" chavistas. Hoy el Consejo de Seguridad de la ONU debatirá la situación venezolana.

Comentarios