Remezón político en Europa
Viernes 01 de Julio de 2016

"Mr Brexit" se bajó de la carrera para suceder al premier David Cameron

El ex alcalde conservador Boris Johnson descartó presentarse luego de que su lugarteniente Michael Gove anunciara por sorpresa su candidatura

La carrera por suceder a David Cameron al frente del gobierno británico vivió ayer un giro de tragedia de Shakespeare con la renuncia de Boris Johnson, horas después de ser "traicionado" por su lugarteniente Michael Gove. Johnson, el hombre que lideró la campaña victoriosa para sacar al Reino Unido de la Unión Europea y que fue Apodado "Mr Brexit", anunció que no será candidato en las primarias conservadoras, unos minutos antes de que se cerrara el plazo. Johnson lo hizo en un discurso en el que empezó parafraseando a Bruto, hijo y asesino del emperador romano Julio César, según la versión de los hechos de la obra de William Shakespeare. "Tras consultar a mis colegas y en vista de la situación en el Parlamento, yo no puedo ser esa persona", dijo Johnson tras enumerar los desafíos que le esperan al nuevo premier.

La fractura en el campo "Brexit" despeja el camino a la ministra de Interior,Theresa May, partidaria de la UE pero poco expuesta durante la campaña, que hizo también oficial su candidatura. May, a quien se conoce como la "nueva Margaret Thatcher", fue la primera en realizar el anuncio en la mañana de ayer, basando su discurso en la necesidad de unir al país y negociar el mejor acuerdo posible para el Reino Unido luego del "Brexit". "Tras el referéndum nuestro país necesita un dirigente fuerte y reconocido para superar este período de incertidumbre económica y política, y para negociar las mejores condiciones en la salida de la UE", dijo. Para el ministro de Sanidad Jeremy Hunt, la saga vivida ayer "se parece un poco a la serie de televisión House of Cards, o quizás es que demasiados políticos ven Juego de tronos", dijo. Más duro fue Michael Heseltine, una figura conservadora que fue segundo del partido, que lamentó que Boris Johnson se retire sin reparar los desperfectos de la victoria del "Brexit". "Ha destrozado el partido. Ha provocado la mayor crisis constitucional de los tiempos modernos. Ha hecho desaparecer miles de millones de libras de los ahorros del país. Es como un general que encabeza a sus hombres con el ruido de los cañones de fondo, y los abandona al ver el campo de batalla", dijo Heseltine.

De Julio César a Macbeth. El ministro británico de Justicia, Michael Gove, otro de los líderes pro-Brexit, causó la sorpresa al afirmar que optaría por suceder a Cameron. Su anuncio recordó a otro drama de Shakespeare, Macbeth, y su ambiciosa esposa, porque estuvo precedido de un mensaje de su mujer, la periodista Sarah Vine, sugiriéndole que desconfiara de Johnson. El correo de Vine, que iba dirigido a sus jefes Rupert Murdoch y Paul Dacre, compartía las preocupaciones sobre la popularidad de Johnson entre los miembros de su partido y dejaba entrever además las intenciones políticas de su marido.

Gove dijo ayer que "Boris no puede aportar el liderazgo" necesario para los desafíos que se avecinan, como negociar la ruptura con la UE, por lo que decidió sumarse a la carrera. "He dicho repetidamente que no quería ser primer ministro. Esa fue siempre mi opinión. Pero los acontecimientos desde el pasado jueves han tenido un gran peso en mí", explicó Gove en el comunicado. "En particular, quería ayudar a construir un equipo para Boris Johnson, de modo que un político que defendió la salida del bloque comunitario nos liderará hacia un futuro mejor". "Pero he llegado, a regañadientes, a la conclusión de que Boris no puede aportar el liderazgo o construir el equipo para la tarea que se avecina", sentenció Gove. Gove es "Lord Macbeth", respondió el político nacionalista escocés Alex Salmond, que recordó que primero había acabado con Cameron y ahora con Johnson.

"No hay marcha atrás". Por su parte, May anunció también su candidatura, asegurando que es la persona ideal para "unir y gobernar en el mejor interés" del Reino Unido tras los últimos acontecimientos. May prometió que, si gana, no adelantará las elecciones legislativas, previstas en 2020, y que esperará al año que viene a activar el artículo 50 de los tratados europeos para romper con la UE.

Eso sí, la ministra de 59 años, hija de un vicario, en el gobierno desde 2010, aseguró que no hay marcha atrás en la decisión de romper con la UE: "Brexit significa Brexit", aseguró, descartando un segundo referéndum o "una reingreso en la UE por la puerta trasera".

Los cinco candidatos que optan a suceder a Cameron son May, Gove, el secretario de Estado de Trabajo y Pensiones Stephen Crabb, el antiguo ministro de Defensa Liam Fox, y la secretaria de Estado de Energía Andrea Leadsom. Como hay más de un candidato, los diputados elegirán a dos finalistas. Ambos serán entonces sometidos al voto de los 150.000 afiliados. El 9 de setiembre se conocerá al nuevo líder conservador y primer ministro.

Comentarios