El Mundo
Viernes 19 de Mayo de 2017

Miles de brasileños salen a las calles a exigir que Temer deje el poder

Las protestas más importantes ocurrieron en Brasilia, San Pablo y Río de Janeiro, donde la policía reprimió con gases a manifestantes

Varios manifestantes se enfrentaron ayer en Brasil con la policía en el marco de multitudinarias protestas para exigir la dimisión del presidente Michel Temer, después de que una denuncia lo implicara en una reunión en la que presuntamente avaló el pago de sobornos. Los disturbios ocurrieron en el centro de Río de Janeiro, donde la policía empleó gases lacrimógenos para intentar dispersar a los manifestantes, que les respondían con piedras. Al menos una persona resultó herida, según imágenes del canal Globo News.

Miles de personas salieron a las calles desde la tarde de ayer en varias ciudades del país para protestar contra Temer. Las marchas también tuvieron lugar en la Avenida Paulista de San Pablo, centro neurálgico de las protestas sociales en el corazón económico del país. En la capital, Brasilia, miles de personas se reunieron en la Plaza de los Tres Poderes, en la zona gubernamental, y frente al Palacio de Planalto, para exigir la dimisión de Temer.

Las primeras protestas empezaron en la noche del miércoles, después de que el diario O Globo diera a conocer una denuncia hecha por el empresario Joesley Batista, que presentó a la Justicia una grabación de audio en la que se escucha a Temer aprobando aparentemente un pago de sobornos que admite ante él Batista.

Las protestas más importantes se registraron en Brasilia, Río de Janeiro, Recife, Belo Horizonte y San Pablo, según reportó la prensa local. La movilización fue convocada por frentes de izquierda pero también participan los grupos de derecha que el año pasado respaldaron la asunción de Temer tras la destitución de Dilma Rousseff. Los manifestantes reclaman convocar a elecciones, deseo compartido con varios miembros de la base aliada que hasta ayer respaldaba a Temer.


Comentarios