El Mundo
Martes 24 de Enero de 2017

Mayor gradualismo en materia inmigratoria

Donald Trump enfocará su política migratoria de manera gradualista: primero irá por la remoción de inmigrantes criminales que estén en el país ilegalmente, según dijo ayer gente de su gobierno. Esta actitud gradualista ofrece esperanza a más de 750.000 inmigrantes jóvenes que llegaron de niños y que estuvieron protegidos de la deportación por el gobierno de Barack Obama, los llamados "dreamers" o soñadores.

Donald Trump enfocará su política migratoria de manera gradualista: primero irá por la remoción de inmigrantes criminales que estén en el país ilegalmente, según dijo ayer gente de su gobierno. Esta actitud gradualista ofrece esperanza a más de 750.000 inmigrantes jóvenes que llegaron de niños y que estuvieron protegidos de la deportación por el gobierno de Barack Obama, los llamados "dreamers" o soñadores.

Los jóvenes que fueron protegidos por el programa de suspensión temporal de deportaciones del presidente Obama, conocido por la sigla Daca, estaban muy preocupados porque Trump cumpliera su promesa de campaña y cancelara de inmediato la que calificó de "amnistía ilegal''. Pero ayer Sean Spicer, el nuevo secretario de prensa de la Casa Blanca, no descartó explícitamente en su primera reunión informativa una acción similar contra el programa Daca. Al contrario, sus comentarios insinuaron que las políticas iniciales de Trump serán similares a las de Obama. Spicer señaló que Trump ha dicho que se enfocaría en los inmigrantes que están ilegalmente en el país y a la vez tengan antecedentes penales o representen una amenaza. "Ahí va a estar la prioridad, y luego continuaremos trabajando de principio a fin con todas las personas que están aquí ilegalmente'', señaló. Esto es un buen mensaje para los "dreamers", que ya se veían expulsados como comunes criminales.

Los comentarios de Spicer repiten lo que Trump dijo poco después de su elección, cuando señaló que "el enfoque estaría probablemente sobre dos millones, podría ser incluso tres millones'' de inmigrantes con antecedentes criminales que viven en el país. Esto insinúa que habrá continuidad con respecto al gobierno de Obama, el cual también se enfocó en inmigrantes con antecedentes penales y no dejó de deportar cientos de miles de inmigrantes por año.

Comentarios