El Mundo
Miércoles 15 de Marzo de 2017

Máxima, cuestionada por ser argentina

En la víspera de las elecciones generales de Holanda, el candidato del partido democristiano, tercero en las encuestas y posible aliado del oficialismo en el próximo gobierno, cerró ayer su campaña con un polémico pedido: que la reina Máxima renuncie a su pasaporte argentino.

En la víspera de las elecciones generales de Holanda, el candidato del partido democristiano, tercero en las encuestas y posible aliado del oficialismo en el próximo gobierno, cerró ayer su campaña con un polémico pedido: que la reina Máxima renuncie a su pasaporte argentino.

"Si por mí fuera, todo el mundo debería tener un único pasaporte. Y eso significa que la reina también", lanzó Sybrand Buma, líder de la fuerza Llamada Democristiana, durante una entrevista con una radio local, citada por el portal de noticias holandés Dutch News.

Para el candidato democristiano la doble nacionalidad dificulta la integración de la gente en la sociedad holandesa.

Pese a que Buma y su partido podrían convertirse en socios de una futura coalición gubernamental, si los pronósticos se cumplen, el actual primer ministro y favorito para las elecciones de hoy, Mark Rutte, se distanció de sus críticas a la reina Máxima y pidió "mantener a la familia real fuera de la campaña".

Al igual que la mayoría de los candidatos a encabezar el próximo gobierno, el democristiano Buma radicalizó su discurso durante la campaña, en un intento por conquistar el crecimiento del sentimiento nacionalista y antimigratorio que domina gran parte del continente desde el inicio de la llamada crisis de refugiados en 2015.

Estas últimas semanas, Buma propuso diferentes políticas de tinte populista y ultranacionalista, como obligar a los niños a cantar el himno holandés en clase, o despojar a los ciudadanos holandeses con doble nacionalidad de sus segundos pasaportes, incluyendo a la reina Máxima.

La familia real suele mantenerse al margen de la campaña, ya que no tiene derecho a voto ni a hablar de política.Máxima Zorreguieta se convirtió en ciudadana holandesa con un trámite exprés en 2001 para poder casarse con el príncipe heredero Guillermo Alejandro. La actual reina decidió conservar su nacionalidad argentina.

Comentarios