El Mundo
Lunes 17 de Abril de 2017

Matanza de civiles en Siria en plena evacuación

Al menos 126 sirios evacuados, incluidos 68 niños, de localidades asediadas por la guerra murieron en un atentado suicida con una camioneta bomba perpetrado el sábado contra un convoy, en uno de los ataques más mortíferos en más de seis años de guerra en Siria.

Al menos 126 sirios evacuados, incluidos 68 niños, de localidades asediadas por la guerra murieron en un atentado suicida con una camioneta bomba perpetrado el sábado contra un convoy, en uno de los ataques más mortíferos en más de seis años de guerra en Siria.

En su tradicional "Urbi et Orbi" del Domingo de Pascua, el Papa Francisco denunció un "vil ataque" e imploró la paz en Siria, país "martirizado" y víctima de una guerra "que no cesa de sembrar horror y muerte". El sábado, un kamikaze hizo estallar su camioneta bomba contra un convoy de autobuses que transportaban a miles de habitantes evacuados de Fua y Kafraya, localidades leales al régimen asediadas por los rebeldes en la provincia del Idlib.

El ataque, que no fue aún reivindicado, se produjo en Al Rashidin, periferia rebelde al oeste de Alepo, donde estuvo bloqueado varias horas el convoy debido a desacuerdos entre las partes. Fue junto a los 75 autobuses detenidos que el kamikaze se hizo estallar. Al menos 68 niños figuran entre las 126 víctimas mortales. Pero el balance no paraba de aumentar, debido a que muchos heridos sucumbían a sus heridas.

La operación de evacuación, que atañe también a miles de habitantes de las localidades rebeldes de Madaya y Zabadani, cerca de Damasco, comenzó el viernes en virtud de un acuerdo alcanzado entre Qatar, que apoya a los rebeldes, e Irán, aliado del régimen. Más de 7.000 personas fueron evacuadas el viernes y el sábado de las cuatro localidades. Unas 5.000 personas de Fua y Kafraya llegaron a Alepo. Los 2.200 evacuados de Madaya y Zabadani llegaron a Idlib, controlada por los rebeldes. No estaba claro si la operación de evacuación continuaría.

Comentarios