Michel Temer
Martes 23 de Mayo de 2017

Lula recibe la sexta imputación por corrupción mientras Temer se defiende

La fiscalía de Curitiba acusa al ex presidente de ser el propietario oculto de una hacienda que fue refaccionada por la constructora Odebrecht

Mientras el presidente Michel Temer sigue contra las cuerdas por las revelaciones de corrupción en su contra, su adversario político, Lula da Silva, no está mucho mejor: ayer una fiscalía federal presentó una denuncia contra el ex presidente y otras 12 personas por desvío de fondos públicos para beneficio privado. Es la sexta denuncia por corrupción contra el ex presidente y también afecta a los empresarios de la construcción implicados en el Lava Jato, incluido el encarcelado Marcelo Odebrecht.

Una fiscalía federal presentó una denuncia contra Lula y otras 12 personas ante la Justicia de Curitiba por unas obras millonarias, supuestamente costeadas con recursos públicos desviados, en una hacienda en el interior del estado de Sao Paulo cuya propiedad es atribuida al ex jefe de Estado. La casa de campo en el municipio de Atibaia, de la que Lula sería el propietario oculto, fue sometida a obras millonarias realizadas por las constructoras Odebrecht, Schahin y OAS, tres de las empresas responsables de corrupción activa contra de Petrobras en la operación Lava Jato. Las tres constructoras gastaron cerca de un millón de reales (unos 305.000 dólares) en reformas en la propiedad a cambio de ser beneficiadas posteriormente con contratos públicos, afirma la investigación fiscal. El juez federal Sergio Moro, máximo responsable por la investigación Lava Jato para personas sin fueros privilegiados, como es el caso de Lula, tendrá que decidir ahora si acepta la denuncia. De hacerlo, Lula sería procesado por sexta vez. En cuatro de los anteriores procesos también fue denunciado por corrupción y en el quinto, por obstrucción a la Justicia.

También fueron denunciados el empresario Marcelo Odebrecht, presidente del grupo Odebrecht hasta que fue detenido y posteriormente condenado a 19 años de prisión; Léo Pinheiro, dueño de OAS; José Carlos Bumlai, empresario muy próximo a Lula y que intermedió las negociaciones, y Fernando Bittar, un amigo del ex presidente y que figura en los documentos como propietario de la casa de campo. En caso de que algunos de los procesos contra Lula en la Justicia prospere y que una condena sea confirmada en segunda instancia, el ex presidente quedará impedido de disputar las elecciones presidenciales de 2018.

En tanto, el presidente Michel Temer reiteró que no está dispuesto a dimitir por el escándalo que condujo a la apertura de investigaciones por corrupción contra él, y desafió a sus adversarios a defenestrarlo en una entrevista. "No voy a renunciar. Si quieren, que me derriben, porque si renuncio, es una declaración de culpa", dijo Temer al diario Folha de Sao Paulo.

Temer, acusado de haber avalado sobornos al ex titular de Diputados para que mantenga el silencio, negó asimismo haber sabido de qué le hablaba el empresario Joesley Batista en la charla en la que éste lo grabó el 7 de marzo a escondidas, mientras él parecía admitir actos corruptos. "Oigo a mucha gente, y mucha gente me dice las mayores tonterías, que yo no tengo en cuenta. Confieso que no tuve en cuenta esa tontería", aseguró Temer. Batista, dueño del gigante cárnico JBS y que hizo estas revelaciones bajo el beneficio de la "delación premiada", visitó a Temer con el argumento del problema que atravesaba su empresa por el escándalo de la carne exportada en mal estado.Temer negó haber cometido un delito por haberse reunido con una persona investigada sin dar cuenta. El encuentro "no es ilegal", se defendió ante la pregunta de por qué la reunión nocturna con Batista en la residencia del jefe de Estado no figuraba en su agenda oficial. En tanto, el Supremo Tribunal Federal canceló la sesión prevista para manaña en que debía analizar el pedido de Temer de suspender la investigación. El tribunal esperará la pericia del audio de la grabación que incrimina a Temer, a cargo de la Policía Federal.

Comentarios