El Mundo
Miércoles 13 de Septiembre de 2017

Lula declara de nuevo ante el juez Moro

Un Lula da Silva debilitado por las confesiones de uno de sus principales escuderos volverá a comparecer hoy en Curitiba ante el juez Sergio Moro, por sospechas de que recibió sobornos de la constructora Odebrecht.

Un Lula da Silva debilitado por las confesiones de uno de sus principales escuderos volverá a comparecer hoy en Curitiba ante el juez Sergio Moro, por sospechas de que recibió sobornos de la constructora Odebrecht. El ex mandatario brasileño (2003-2010), de 71 años, ya fue condenado por Moro en julio a 9 años y medio de cárcel, como beneficiario de un tríplex en el balneario de Guarujá (San Pablo) ofrecido por la constructora OAS a cambio de su influencia para obtener contratos en Petrobras. Lula puede recurrir la sentencia en libertad, pero si ésta es confirmada por un tribunal de segunda instancia le será difícil evitar la cárcel, por no hablar de la impugnación de su eventual candidatura en 2018.Lula vive horas aciagas. Su reciente gira de tres semanas por el noreste, su bastión electoral, se cerró sin haber concitado concentraciones masivas con las que podría arroparse ante un cerco judicial cada vez más estrecho. Enfrenta actualmente cinco causas penales, aparte de aquella por la cual fue condenado en primera instancia, por cargos que van de corrupción pasiva, lavado de dinero y formación de organización delictiva a tráfico de influencias y tentativa de obstrucción a la Justicia. Esa línea de defensa quedó al borde del derrumbe cuando su ex ministro de Hacienda Antonio Palocci, miembro de la cúpula del PT, afirmó la semana pasada ante el juez Moro que la denuncia que será tratada hoy "procede" porque "los hechos relatados en ella son verdaderos". En concreto, Odebrecht, una empresa clave en la saga de corrupción de Petrobras, habría pagado el terreno del Instituto Lula en San Pablo y puesto a disposición de su familia un departamento en la vecina Sao Bernardo do Campo.


Comentarios