Atentado en Londres
Lunes 05 de Junio de 2017

"Los terroristas metían cuchillazos por todos lados" relató la rosarina que se salvó en Londres

Ana Banfi trabaja en uno de los locales de Borough Market donde los atacantes mataron a siete personas el pasado sábado a la noche.

La rosarina Ana Banfi tiene 31 años estaba el sábado a la noche en el Borough Market, cuando en la puerta del local de comidas donde trabaja, se desató el ataque terrorista que dejó al menos siete personas muertas y decenas de heridos

En declaraciones al programa Procopio 830 de La Ocho, la rosarina contó que hace ocho años vive en Europa y hace uno que se mudó a Londres.
"Hace once meses que trabajo en el bar 'Porteña London' en el Borough Market", señaló al recordar con detalles el momento, cerca de las 10 de la noche, cuando tres hombres atropellaron en una camioneta a una veintena de personas en cercanías de la estación del Puente de Londres. Después, conscientes de que la policía no tardaría en llegar, condujeron hasta el cercano Borough Market, uno de los mercados gastronómicos más grandes de la ciudad, donde se bajaron del vehículo y empezaron a apuñalar a los que en ese momento pasaban por el lugar.


ana04.jpg

rosarina

"Es tranquilo el sábado a la noche, había poca gente y estábamos por empezar a acomodar para cerrar y un compañero que había salido un momento, vuelve a los gritos y dice 'cerrá, cerrá que viene un loco con un cuchillo', pero no veíamos muy bien que pasaba.

"Enseguida los vimos a los tres terroristas pero en vez de venir para 'Porteña' fueron al bar de enfrente, le pusieron el cuchillo a dos clientas, como si nada, la gente les empieza a tirar con todo lo que tenía en la mano para que se vaya, hasta que uno le tira con una silla y lo logran sacar, entonces el encargado cerró las puertas", relató..

"Todos los locales lograron cerrar las puertas, ellos quedaron solos y llegó la policía y comenzó el tiroteo. Mi compañero Freddy nos dijo 'todos al piso, todos al piso, cúbranse la cabeza'. Su reacción nos hizo reaccionar".

ana03.jpg


"Iva y yo no dejábamos de temblar, ella lloraba todo el tiempo porque tenía a su hermana trabajando en otro bar a la vuelta y no podía comunicarse, no podía saber cómo estaba", dejó saber la rosarina, que escuchó cómo los clientes de un bar vecino se enfrentaban a los terroristas "tirándoles cuchillos, vasos y sillas".

Al poco tiempo oyó llegar a toda velocidad un auto de la policía que "arrasó con todo" lo que había en la parte de afuera de "Porteña", mesas, sillas y sombrillas, para que inmediatamente después se desatara una balacera entre las autoridades y los terroristas.

ana05.jpg


Una bala perdida entró dentro del local donde afortunadamente todos continuaban en el suelo, por lo que el proyectil pasó varios centímetros por encima de ellos. "Cuando empecé a escuchar las balas agarré el celular y empecé a contar en el grupo que tengo con mi familia de Rosario todo lo que iba pasando", recordó.

Comentarios